Edición Impresa
Domingo 25 de Noviembre de 2012

El Tati y el Vasco, tiempo después

No se veían desde hace al menos diez años. Recuerdan haberse encontrado en Buenos Aires para los aciagos días del 2001. Pero mantienen una buena relación.

El Tati y el Vasco, tiempo después

No se veían desde hace al menos diez años. Recuerdan haberse encontrado en Buenos Aires para los aciagos días del 2001. Pero mantienen una buena relación. El viernes a la noche volvieron a encontrarse en Rosario, durante una cena de políticos amigos en una casa en la zona residencial de Fisherton, que pertenece a un hacedor de encuentros. Allí volvieron a abrazarse y a hablar de la vida y, por supuesto, de política. De fondo, una foto enmarcaba el reencuentro: el ex presidente Ricardo Alfonsín levantando los brazos de un flamante gobernador José María Vernet y de un también novel intendente Horacio Usandizaga. Esa noche también hablaron de aquel acto de mediados del 84.

Un rosarino con
el sí de Cristina

En tiempos de tanta convulsión política, nadie sabe del todo qué está bien y qué no le conviene. Esa misma confusión siente por estos días el dirigente socialista rosarino Marcelo Romeu, cuya postulación en representación del Frente Amplio Progresista fue aceptada por la presidenta de la Nación para integrar el directorio de Radio y Televisión Argentina. Romeu no tuvo impugnaciones, a diferencia de otro representante del FAP cuya designación en el organismo que debe aplicar la ley de medios fue bloqueada, y ahora deberá volver a analizarse su candidatura.

Un olvido que generó inquietud

Sorpresa y cierta inquietud. Asípodría definirse la sensación de varios de los corresponsales de diarios nacionales que trabajan en Rosario. A diferencia de lo que venía sucediendo habitualmente, esta vez no fueron invitados a la despedida de año que organizó recientemente la Bolsa de Comercio. Con cierta preocupación, ahora están tratando de dilucidar si se trató de un olvido de la Dirección de Prensa de la Bolsa o si, en realidad, los dejaron afuera por alguna razón que ellos, al menos, desconocen.

Comentarios