Tata Martino
Martes 05 de Julio de 2016

El Tata Martino renunció como director técnico de la selección argentina de fútbol

El rosarino habría presentado su dimisión ante la imposibilidad de juntar a los jugadores que representarán al país en los próximos Juegos Olímpicos.

Gerardo Martino renunció hoy como entrenador de la selección argentina a raíz del combo de problemas que arrastró en el último tiempo, sumado a las dos finales perdidas de Copa América en el último año.
Martino le comunicó su decisión al vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio "Chiqui" Tapia, durante una reunión en el predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza.
El Tata sufrió un sinfin de problemas y quedó inmerso dentro de la crisis institucional de la AFA, por lo que decidió pegar el portazo.
La renuncia de Martino se da a 29 días del debut de la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde todavía no existe una lista de jugadores convocados.
El Tata había asumido el 12 de agosto de 2014 como entrenador del seleccionado argentino en reemplazo de Alejandro Sabella como seleccionador de Argentina, con un contrato que se iba a extender hasta el Mundial de Rusia de 2018.
numeros.jpg

Tras una serie de partidos amistosos, Martino hizo su estreno en un torneo grande en la Copa América 2015 en Chile, donde llegó a la final contra el seleccionado local y perdió en la definición por penales.
Este año, el equipo argentino que condujo el rosarino en la Copa América Centenario llegó nuevamente a la final. Era una especie de revancha y, para colmo, ante el mismo rival que en 2015. Sin embargo, la historia fue un calco: la Roja volvió a alzar la copa después de ganarle en los penales.
Tras la renuncia de Lionel Messi se especuló con que el Tata podría dejar su cargo. Sin embargo, fue ratificado en su cargo y comenzó a trabajar de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que comienzan en menos de un mes.
Pero la negativa de la mayoría de los clubes a ceder jugadores, el tétrico momento político, económico e institucional por el que atraviesa la AFA -acéfala y con una crisis que será terriblemente difícil remontar-, hicieron no sólo que el Tata postergara el inicio de las prácticas, sino que decidiera dejar el cargo.

Comentarios