Información Gral
Domingo 15 de Mayo de 2016

El sobrino del Papa sufrió violento asalto perpetrado por dos hombres armados en el Gran Buenos Aires

José Ignacio Bergoglio fue despojado de dinero, prendas de vestir y un bolso con donaciones para la ONG Haciendo Lío.

Un sobrino del Papa Francisco fue asaltado y privado de su libertad por algunos minutos, tras ser sorprendido por delincuentes cuando conducía ayer a la mañana su auto entre los partidos de San Fernando y San Isidro, en la zona norte del Gran Buenos Aires.

   El robo fue sufrido alrededor de las 9.30 por José Ignacio Bergoglio, de 31 años, hijo de María Elena, la hermana del Papa, cuando conducía su auto Chevrolet Corsa por la calle la avenida Camino Las Lomas y al llegar a la intersección con Uruguay fue sorprendido por dos desconocidos, uno de ellos armado.

   Los delincuentes se introdujeron en el auto y obligaron a Bergoglio a conducir por unas diez cuadras hasta Villa Jardín, donde fue despojado de dinero, prendas de vestir y otras pertenencias, entre las que se encontraba un bolso con donaciones para la ONG Haciendo lío, que dirige junto a su novia Marina Muro y que, entre otras actividades, da de comer a gente en situación de calle en la plaza del Congreso.

   Finalmente, los asaltantes escaparon a pie, tras amenazar al damnificado para que no busque ayuda.

   Bergoglio recordó que los asaltantes "se me subieron al auto con una pistola y me dijeron que si no hacía lo que me decían me llenaban de plomo, me metían un corchazo".

   Después de conducir unas diez cuadras. indicó que lo hicieron frenar y bajar a abrir el baúl. "Se llevaron una caja con donaciones de la ONG, me hicieron darle las zapatillas y la campera", recordó.

   "Ahí fue que uno me dijo: «Corré y andate porque te lleno de plomo». Fue muy feo. Me subí al auto, traté de llegar a una comisaría y frené en el destacamento de la cabecera norte del Buen Ayre porque no quería dar vueltas por la zona", contó el sobrino del Papa.

   En junio pasado, José Ignacio había sufrido junto a su novia una entradera en su casa de Ituzaingó.

   "Sin celular... por favor no llamar ni mandar mensajes. Quienes me tienen en whatsapp por favor si alguien les escribe con mi celular no les respondan. Gracias!", publicó José Ignacio en su muro de Facebook luego del robo.


Comentarios