Política
Domingo 21 de Agosto de 2016

El sindicalismo peronista se reunifica bajo una conducción tripartita

Mañana se realiza el congreso para conformar una sola CGT. El sector de Viviani no participa y Venegas anunció que impugnará el cónclave.

La Confederación General del Trabajo (CGT) realizará mañana su congreso extraordinario que busca instalar en la conducción a un triunvirato de sectores del sindicalismo peronista, mientras los gremios que responden a Omar Viviani no participarán del encuentro y tampoco lo hará Gerónimo Venegas, que recurrirá a la Justicia para impugnar el cónclave.

   El congreso deliberará desde las 8.30 en el estadio del Club Obras Sanitarias de la avenida Libertador 7395 en el barrio porteño de Núñez, de la Capital Federal, para analizar la continuidad de la dirigencia cegetista tras el paso al costado de Hugo Moyano.

   En ese marco, Moyano, el metalúrgico Antonio Caló y una decena de dirigentes de los tres sectores en que se divide la CGT se reunieron el viernes en la sede la UPCN para pulir detalles del congreso.

   "El 100 por ciento de la organización del congreso está garantizada y el 95 por ciento de los cargos de la nueva conducción ya están acordados", aseguró el jefe del gremio de los panaderos Abel Frutos al término de la reunión.

   Tras el "paso al costado" que dieron Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, el triunvirato integrado por el moyanista Juan Carlos Schmid, el barrionuevista Carlos Acuña y Héctor Daer del sector denominado de los "gordos", será el encargado de conducir a la central obrera "unificada", luego de 12 años de ruptura.

   Del congreso no participarán alrededor de medio centenar de gremios que rechazan la conducción colegiada, como los sindicatos enrolados en el Movimiento de Acción Sindical Argentino (Masa) que encabeza el taxista Omar Viviani, quien publicará una solicitada para fundamentar su inasistencia al congreso.

   Por igual motivo, tampoco serán de la partida los gremios liderados por el ruralista Gerónimo Venegas, quien ya anunció que mañana "impugnarán" por vía judicial y administrativa "todo lo actuado" en materia de "convocatoria y padrones" por los sectores convocantes al congreso.

   "El lunes no habrá una nueva CGT, esto no es la unidad", advirtió el dirigente Miguel García, del sindicato de estaciones de servicios del interior.

   Las ausencias de estos dos sectores privarán al sindicalismo peronista de lograr la unidad monolítica que necesitan para mostrarse ante el gobierno de Mauricio Macri como un sector con suficiente poder de fuego a la hora de exigir sus demandas.

   De todas formas, al igual que en la política, en el sindicalismo nada está asegurado, por lo que habrá que esperar el resultado del congreso de mañana para sacar conclusiones.

   En ese marco, una vez más, el sindicalismo peronista quedará dividido.

   De todos modos, hay un factor que ha unificado a los jefes sindicales y es las críticas a las medidas económicas que viene aplicando el gobierno. Esto fue expuesto en un duro documento, donde también señalaron promesas incumplidas de Macri, como la de eliminar el impuesto a las ganancias del sueldo de los trabajadores.

Comentarios