Edición Impresa
Sábado 14 de Diciembre de 2013

El silobolsa moderó las fluctuaciones del precio de los granos en el país

Los especialistas Julio Calzada y Guillermo Rossi, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), advirtieron que la escasa variación del precio de la soja durante el año se debe al acopio en...

Los especialistas Julio Calzada y Guillermo Rossi, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), advirtieron que la escasa variación del precio de la soja durante el año se debe al acopio en silobolsas.

Los especialistas de la entidad rosarina indicaron que "los cambios estructurales en la capacidad de almacenaje en Argentina, concretamente con la aparición del silobolsa a fines de los 90, podrían haber moderado la fuerte estacionalidad en los precios del poroto de soja".

Los productores agropecuarios al año 2008 contaban con una capacidad de almacenaje de granos secos en estructuras de tipo "permanentes", "metálicas" o de "mampostería" de aproximadamente 16 millones de toneladas.

"El dato relevante a considerar es el gran cambio producido por la incorporación del silo bolsa a partir de finales de la década del 90, donde de acuerdo a datos del Inta Manfredi y empresas proveedoras, durante la campaña 2000/01 se embolsaron con esta tecnología 2,5 millones de toneladas de granos secos", manifestaron.

En la actualidad, se estima en 40 millones de toneladas la capacidad de almacenaje teórica de los productores con el "silobolsa".

Así "en apenas trece años, creció 16 veces dicha capacidad de almacenaje" y como la demanda de commodities agrícolas era y es más o menos estable a lo largo del año, los que tenían capacidad de almacenamiento en silos fijos (especialmente fábrica, exportación, acopios y cooperativas) debían almacenar la mercadería para asegurar el abastecimiento durante el resto del año.

Los precios del poroto de soja, entonces, tendían a incrementarse a lo largo del año como consecuencia de los costos de transportar en el tiempo la mercadería, es decir almacenaje y costos financieros.

"Cuando hablamos del componente de estacionalidad en los precios de la soja en el mercado físico de granos de Argentina hacemos referencia a las oscilaciones que estos precios presentan, dentro de un mismo año, alrededor de una tendencia", expresaron los técnicos.

Los números. En el análisis estadístico se confirma la presunción de que se habría moderado la fuerte estacionalidad en los precios del poroto en el período 2003-2013.

Si bien pueden existir otros factores que hayan contribuido a reducir la estacionalidad, "consideramos que el silobolsa ha sido uno de los principales".

Esta forma de almacenar les permitió a los productores agropecuarios extender los tiempos de venta de su producción y manejar con eficiencia la comercialización.

Los productores pudieron evitar tener que vender en época de cosecha cuando los precios se deprimen de manera significativa.

El bajo costo de guardar la mercadería en silobolsa ha contrarrestado los mayores costos de almacenaje y acondicionamiento que generaba la tenencia del grano en silos fijos a la espera de la temporada estival y los mejores precios.

Esta reducción de costos habría moderado la suba de precios hacia los meses de octubre, noviembre, diciembre, enero y febrero, advierten los especialistas.

La tendencia de muchos productores a considerar al grano en silobolsa como una forma de ahorro y un depósito de valor los ha llevado a subestimar el costo de oportunidad del capital, detallaron.

"Para muchos hombres de campo, no tiene demasiada relevancia lo que se deja de ganar por no vender la producción e invertir en otros activos financieros. Ha sido mejor negocio que cualquier inversión financiera, esperar los mejores precios de la soja y diferir la venta", precisaron Calzada y Rossi.

Comentarios