Información Gral
Sábado 04 de Junio de 2016

El Sena sigue creciendo, cerca a París y obligó a cerrar más edificios por las inundaciones

El río alcanzaría hoy su punto máximo. Además del Louvre, clausuraron la Biblioteca Nacional, el museo Orsay y el Gran Palacio de París.

El nivel del río Sena siguió creciendo ayer, derramando agua en las calles de París y forzando el cierre sucesivo de sitios emblemáticos. Por toda la capital francesa, parques y cementerios han sido cerrados mientras la ciudad se prepara para las inundaciones de las que le llevará semanas salir.

Se espera que el Sena, que se encuentra en su mayor nivel en 35 años, alcance su punto máximo hoy. Las autoridades cerraron el museo Louvre, la Biblioteca Nacional, el museo Orsay y el Gran Palacio de París —el impresionante centro de exhibiciones de bóvedas de cristal y metal—.

"Evaluamos la situación de los edificios culturales prácticamente cada hora", indicó la ministra de Cultura, Audrey Azouley, afuera del mundialmente famoso Louvre. "No conocemos aún la evolución que tendrá el Sena".

Una semana de incesantes lluvias causó serias inundaciones a lo largo de una franja de Europa, lo que ha dejado 11 muertos en Alemania y Francia y desaparecidos.

Si bien la lluvia ha disminuido en algunas áreas, las crecidas siguen aumentando. El tráfico en la capital del país se encuentra atascado mientras las inundaciones cierran caminos y varias estaciones del metro de París. Los sótanos y apartamentos en el adinerado 16º distrito parisino empezaron a inundarse ayer por la tarde mientras el río continuaba abriéndose paso.

En el Louvre, hogar de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, los curadores trasladaban cerca de 250 mil obras de arte desde zonas de depósito con riesgo de inundación a pisos superiores.

El museo Orsay, a la orilla izquierda del Sena, también cerró ayer mientras se prepara para posibles inundaciones. El Gran Palacio de París, que atrae a 2,5 millones de visitantes anualmente, también se encontraba cerrado.

El Louvre informó que el museo no había tomado este tipo de precauciones en su historia moderna —al menos desde su renovación en 1993. Los turistas se muestran decepcionados por el cierre.

"Es bueno que trasladen las pinturas pero una lástima que no hayamos podido verlas hoy", declaró Carlos Santiago, un turista proveniente de México.

Comentarios