Juegos Olímpicos Río 2016
Miércoles 17 de Agosto de 2016

El seleccionado argentino de básquet perdió ante Estados Unidos y se despidió de los Juegos Olímpicos

La Generación Dorada cayó por una inapelable 105-78 ante la poderoso Estados Unidos en cuartos de final y quedó eliminado del torneo pese a dejar una buena imagen.

Se terminó el sueño de medallas para el básquet argentino. Es que el seleccionado argentino perdió ante el poderoso Estados Unidos, por 105-78, y se despidió de los Juegos Olímpicos de Río, los últimos para los integrantes de la "Generación Dorada".

El conjunto albiceleste tuvo un buen comienzo, pero a partir del segundo cuarto se vio claramente superado por un adversario superior y poderoso, que se perfila como el principal candidato para llevarse la medalla de oro.

Luis Scola, autor de 15 puntos, fue el máximo anotador del representativo albiceleste. Uno menos anotó Emanuel Ginóbili en la que seguramente será su última función con la camiseta argentina.

El goleador del partido fue Kevin Durant, con 27 puntos, figura de Estados Unidos que en semifinales enfrentará a España en un duelo prometedor.

Embed


Con un notable trabajo de Facundo Campazzo, quien marcó 8 puntos en el primer cuarto, Argentina llegó a estar diez puntos arriba en el principio del partido desarrollado en la Arena Carioca 1.

Pero poco a poco, Estados Unidos, con el brillo de Kevin Durant (3-4 en triples en ese primer parcial), se fue acercando y terminó yéndose al descanso con una ventaja de 25-21.

En el segundo cuarto, a la gran tarea de Durant se le sumó la de Paul George y el pivote Demarcus Cousins, y estados Unidos comenzó a despegarse hasta estirar la diferencia a 25.

En el cierre de ese segundo parcial repuntó un poco el equipo albiceleste y achicó la distancia a 16 al cabo de los 20 minutos iniciales.

La diferencia física era evidente. El conjunto norteamericano, aunque viajó a Río sin varios de sus mejores hombres (Stephen Curry y Lebron James, por ejemplo), tiene un importante recambio y lo hizo valer.

El dominio norteamericano se extendió en la segunda parte. No alcanzaron un par de triples de Scola para cambiar la historia. Durant y George siguieron siendo eficaces desde el perímetro y Cousins fue un peso pesado bajo los tableros.

En los 4 minutos finales, Sergio Hernández hizo entrar a Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino y la gran cantidad de argentinos que pobló la Arena Carioca aplaudió, saltó, deliró y, sobre todo, agradeció a estos jugadores que fueron partícpes excluyentes de la gran etapa del básquet argentino.

Más allá de la caída, ese fue un lindo final para la aventura argentina en Río de Janeiro, con tres triunfos y tres caídas. No hubo suerte en el cruce de cuartos de final, pero el balance no deja de ser positivo en el cierre de un ciclo brillante. Y una camada de jugadores extraordinarios que dejaron muchas cosas, no solo adentro de la cancha.

Síntesis:

Argentina (78): Facundo Campazzo (13), Emanuel Ginóbili (14), Patricio Garino (8), Andrés Nocioni (12) y Luis Scola (15) (FI). Carlos Delfino (3), Marcos Delía, Gabriel Deck (2), Nicolás Laprovíttola (5), Leonardo Mainoldi (2), Nicolás Brussino (2), Roberto Acuña (2). Entrenador: Sergio Hernández.

Estados Unidos (105): Kyrie Irving (11), Klay Thompson (4), Kevin Durant (27), Carmelo Anthony (7), Deandre Jordan (2) (FI). Paul George (17), Demarcus Cousins (15), Kyle Lowry (5), Jimmy Butler (7), Draymond Green (1), Demar Derozan (6), Harrison Barnes (3). Entrenador: Mike Krzyzewski.

Parciales: 25-21, 56-40 y 83-58.



Comentarios