Edición Impresa
Sábado 16 de Octubre de 2010

El rol del psicólogo convoca a debatir a más de 2.700 asistentes

“El rol del psicólogo en el siglo XXI” es el tema que se discutirá en el Primer Congreso Internacional de Psicología que se realizará en Rosario del 21 al 23 de octubre, en el Patio de la Madera. Estará , y que tiene como invitado principal al prestigioso psicólogo estadounidense, Jerome Bruner.

“Donde hay vida tiene que estar el psicólogo”, dice el secretario de Ciencia y Tecnología de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Félix Temporetti, y enseguida amplía: “El psicólogo no puede quedar reducido al problema de la clínica, sino que es necesario donde haya una organización social humana”. Precisamente “El rol del psicólogo en el siglo XXI” es el tema que se discutirá en el Primer Congreso Internacional de Psicología que se realizará en Rosario del 21 al 23 de octubre, en el Patio de la Madera, y que tiene como invitado principal al prestigioso psicólogo estadounidense, Jerome Bruner. Se esperan unos 2.700 participantes.

El miércoles pasado el segundo de los mineros chilenos en ser rescatado, Mario Sepúlveda, además de recordarle al mundo la necesidad de prevenir los riesgos que vivieron, resaltaba el valor que había tenido para sobrevivir la tarea de todos los profesionales, entre ellos el del psicólogo que los acompañó.

Esa idea del trabajo profesional ligado a la organización humana es la que el secretario de Ciencia afirma resulta uno de los desafíos a discutir en la formación de grado que en el campo de la psicología se ofrece hoy en la UNR. Para ese debate y otros que atañen a esta carrera, se dedicarán tres días a pleno en el congreso internacional que será la semana que viene.

Carrera de interés público

Una de las razones que llevaron a realizar el encuentro en Rosario es que el año que viene Psicología deberá ponerse a tono con lo que indica la ley, que la declara “carrera de interés público”. Es decir, entra en el grupo de aquellas carreras “cuyo ejercicio profesional puede poner en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los bienes, los derechos o la formación de los habitantes del país”.

Temporetti —también coordinador general de este congreso— agrega que eso significa que Psicología ingresará en un proceso de acreditación y evaluación a nivel nacional. Justamente uno de los temas que se abordarán en el congreso.

Otra razón que llevó a organizar el congreso en la ciudad, es que la carrera de la UNR fue la primera de formación profesional del psicólogo que se ofreció en el país. Un dato que no es menor para las autoridades de esta facultad, y que por estos días buscan rescatar trabajando en la reconstrucción de la carrera a nivel documental. “Será para abrir una biblioteca histórica que se convertirá en un referente a nivel nacional”, anticipa Temporetti.

Mientras tanto, el congreso se prepara para debatir también sobre los cambios que se han producido a nivel mundial y que llevan a revisar la formación con una idea más ligada a los social. También sobre la propia formación y la extensión de los estudios, y el lugar de la investigación. La ética y la deontológica del psicólogo serán otros de los puntos centrales de la polémica. “La cuestión ética antes era inherente a la profesión, ahora parece que hay que recordarlo porque está desdibujada”, admite Temporetti.

Honoris causa

Las discusiones e intercambio de opiniones estarán a cargo de académicos de relevancia. Las las conferencias centrales las ofrecerán los tres honoris causa de la UNR, nombrados a través de Psicología: Ovide Menin, Eva Giberti y Jerome Bruner (quien recibirá el reconocimiento durante su visita a Rosario).

Temporetti habla una y otra vez del fenómeno que ha desatado la visita de Bruner a la UNR: “Es la primera vez que visita la América del Sur”. Bruner tiene 95 años y es considerado uno de los exponentes principales de la psicología cognitiva. “Está en la misma línea que Freud, Vigotsky y Piaget”, remarca Temporetti.

La carrera de psicología es una de las que más ingresantes recibe. En 2009 se ubicó en el quinto lugar (luego de Económicas, Medicina, Humanidades y Derecho), con 1.234 estudiantes nuevos. Pero para Temporetti, el dato de la masividad no es para asombrarse: “Cuando  ingresé en el año 1969, resultó un escándalo que entraran 350 nuevos estudiantes. Hoy son más porque por suerte cada vez más estudian el secundario”.
 

Comentarios