Colón
Domingo 27 de Noviembre de 2016

El rojinegro cantó al final del temporal en Santa Fe

Newell's no podía salir del dominio de Colón en el complemento, pero en el cierre armó una contra y se quedó con todo.

Ningún equipo pelea el campeonato de casualidad. En el fútbol argentino nadie te regala nada. Por eso el presente de Newell's es muy bueno. Es valorable y para resaltar con mayúsculas que está haciendo una campaña competitiva al máximo. Es cierto que ayer no la pasó nada bien ante Colón, en especial durante el complemento, cuando la tropa de Paolo Montero dominó la pelota y la geografía para obligarlo a retroceder y sufrir. Pero justamente la gran virtud de este Newell's de Osella es que no tiene un solo ropaje de un partido a otro, ni dentro de los 90 minutos. Puede lucir de gala como ante River el fin de semana pasado o arremangarse la camisa y ponerse los borceguíes como ocurrió ayer bajo el diluvio en el que se desarrolló el encuentro y así bancar a pie firme los embates reiterados del adversario. Así supo capear el temporal climático y de dominio sabalero y tuvo su recompensa deliciosa al final, con el grito de liberación de Maxi para establecer el 2 a 1 y tener la cima del torneo a sólo dos puntos.

   El rectángulo de juego estuvo pesado y la lluvia encima nunca cesó. Eso generó que la pelota picara y saliera como una bala o quedara clavada en el charco como pinchada. Con este panorama, a los jugadores les llevó varios minutos entender el plano de lagunas que había en la cancha, pero lo positivo fue que ambos equipos salieron dispuestos a mirar el arco de enfrente y buscaron avanzar con la bocha dominada contra viento y marea. A veces no les quedó otra que revolearla. Así se armó un cotejo emocionante e intenso hasta el final. La primera clara fue un cabezazo de Germán Conti que salió apenas desviado del palo derecho del arco leproso. Colón insinuaba más, pero Newell's respondía con trepadas de Advíncula.

Promediando la etapa llegó la apertura del equipo de Osella. Córner de Maxi, despeje de Oviedo, arremetida de Amoroso, rechazo de Ledesma y carambola en el intento de Prediger para vencer la resistencia de Jorge Broun. De rebote Newell's se puso arriba.

   Pero el ligerito Nicolás Silva le ganó la espalda a Nehuén Paz, que lo derribó dentro del área y el empate desde los doce pasos llegó vía Ismael Blanco.

Antes de irse al descanso Newell's casi desnivela. Formica tiró a colocar y tapó Broun abajo. A los vestuarios.

   En el complemento Colón se adelantó 20 metros en el campo y manejó la pelota. Newell's estaba desconectado en el medio y la trilogía ofensiva Formica, Maxi y Scocco no engranaba. Nacho cayó un par de veces en el área y Fernando Echenique nunca le creyó. Pocrnjic empezó a descolgar centros y a salir en las fotos del partido. Silva era una pesadilla para Nehuén Paz. El Chino Moiraghi despejaba todo lo que le caía cerca y se consolidó atrás.

   Osella mandó al ruedo a Figueroa e Isnaldo para abrir la cancha en una apuesta ofensiva a pesar de la adversidad. Leguizamón y Blanco estuvieron a punto de armar el segundo sabalero, pero la pelota cruzó delante del arco sin que nadie la soplara. Salvada leprosa.

   El partido ya estaba pasado por agua y Newell's cada vez miraba al empate con mayor cariño. Colón quería más y en una contra en el final quedó descompensado. La condujo Figueroa por el medio, abrió para Isnaldo, que sacó un centro fuerte y bajo. Por el segundo palo la capturó Maxi arrojándose al piso y cruzando la pelota al gol.

   No hubo tiempo para más. Quedaba sólo el descuento y Newell's tenía el pozo mayor en el bolsillo. Llegó el final, el abrazo de los jugadores dentro del campo, la ilusión renovada por dar otro paso hacia al protagonismo y la seguridad de que el rojinegro sabe jugar el partido en las dos áreas, la propia y la ajena.

   Una victoria enorme para besarle la nuca al puntero Estudiantes y poner otro granito de arena en el castillo de la ilusión de pelear por todo. Ayer supo sufrir y cuando le quedó a Maxi puso una mano de nocaut y se quedó festejando bajo la lluvia.

Comentarios