Edición Impresa
Domingo 06 de Julio de 2014

El rival a su medida

Muchos (o casi todos) los argentinos habrán cruzados los dedos hasta el final para que Costa Rica le gane a Holanda. 

Muchos (o casi todos) los argentinos habrán cruzados los dedos hasta el final para que Costa Rica le gane a Holanda. Se intuía un escollo más fácil para la suerte argentina de arribar de nuevo a una final y era totalmente cierto. Sin embargo, nada mejor le pudo pasar a la selección. Holanda será un rival a la medida de su jerarquía, un oponente que no dejará dudas en los merecimientos si se logra sortear para definir el Mundial. Ya se estarían escuchando las voces acerca de la enorme suerte para Sabella, Messi y compañía si enfrente estaban los ticos. Y, se sabe, aunque a muchos no les importe el cómo con tal de conseguir un objetivo, Argentina merece también medirse en una instancia de semejante calibre con uno a su altura. Precisa un partido así para revalidarse, para convencer a los que aún no lo están. Vale la pena el mayor riesgo, más porque sin dudas está en condiciones de superarlo.

Comentarios