Edición Impresa
Domingo 19 de Octubre de 2014

El resultado siempre es prioritario

Ganar como se puede. Y si se gana como se quiere mucho mejor. Porque lo importante para los hinchas hoy es llegar a la estación de la victoria.

Ganar como se puede. Y si se gana como se quiere mucho mejor. Porque lo importante para los hinchas hoy es llegar a la estación de la victoria. Por supuesto que las formas del viaje hacen también a la cuestión. Pero lo prioritario es llegar. Si el recorrido es confortable mejor. Y si no se logra, las incomodidades quedan en un segundo plano, porque todo se disimula cuando se atraviesa ese arco del triunfo. Aunque algunos precursores de las estéticas quieran convencer que lo trascendente no es el resultado, sí las formas. Planteando la cuestión como si fueran antagónicas, cuando en realidad son correlativas. Causas y consecuencias. Pero en el fútbol las superioridades se siguen mensurando con goles. Por suerte lo esencial aún no se ha modificado en el juego. Razón por la cual en un clásico los goles que llevan a la victoria son inolvidables. Como la victoria misma. Y salvo la necedad de ciertos oradores, los festejos hacen la diferencia.Porque en estos casos son todos resultadistas.

Comentarios