Lunes 30 de Mayo de 2016

"El relato de la madre y la médica coincide, pero no se pudo dilucidar cómo la nena tomó el ácido"

El director de centros de salud municipales, Fernando Vignoni, expresó que las declaraciones de la madre "son entendibles" y afirmó que la conducta de la médica en su carrera "es intachable".

El director de centros de salud municipales, Fernando Vignoni, dijo que investigan el accidente ocurrido en el centro de salud Santa Teresita donde una nena de veinte meses ingirió un ácido que la llevó a estar internada en terapia intensiva en estado crítico.
En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", el funcionario confirmó que la pequeña continúa en estado crítico y su estado es reservado, además afirmó que se lleva adelante una investigación para tratar de dilucidar lo sucedido.
"La sustancia que ingirió es ácido tricloroacético que se utiliza para tratamientos oncológicos, las circunstancias en las que ocurrió esto lo está investigando el área legal de la secretaría", afirmó para agregar que "el relato de la madre y de la médica coincide en líneas generales, y lo que ocurrió será dilucidado por la investigación en curso".
Respecto a las declaraciones de la madre quien deslindó responsabilidad en la médica, el funcionario calificó la situación como "entendible, por lo que le está pasando" aunque defendió a la profesional médica quien dijo que tiene una "conducta intachable, muy responsable con sus pacientes".
"Justamente la médica la reconoce en la sala de espera . Las declaraciones tienen que ser cuidadas ya que es un momento en el que se realizan muchos juicios de valor, en las redes sociales, en los medios, en los comentarios, tanto sobre la médica como sobre la madre, por lo tanto es necesario contenerlo", expresó Vignoni.
"Ni la madre ni la médica ven cuando la nena toma esta sustancia, se dan cuenta comienza a llorar, fue un accidente lamentable, y es necesario aprender para que esto no vuelva a pasar", señaló.
Además aclaró que la chiquita no estaba sola. "Estaba con la mamá y la hermanita, muchas madres asisten a su control con los niños porque no tienen con quien dejarlos o porque consideran que están seguros con ellos. De los cinco mil controles que hacemos en los centros, la gran mayoría de las madres lo hacen con sus niños, nunca nos había pasado una situación así y esto nos obliga a replantear todo, los protocolos médicos".

Comentarios