Edición Impresa
Domingo 21 de Junio de 2015

El reino de la niebla

Sí sí, es Rosario, no Londres.

Sí sí, es Rosario, no Londres. Cuando llega el frío, ella aparece con mayor frecuencia que nunca. Se posa de pronto sobre la ciudad y el paisaje cambia, a tal punto que muchas veces simplemente parece otro. Pero es el mismo, semioculto, transformado, mágico. La misma Rosario y el mismo Paraná de cada día, detrás del manto perturbador de la bruma.

Comentarios