Edición Impresa
Sábado 13 de Septiembre de 2014

El registro de las operaciones granarias tiene nueva normativa

(Por Héctor Tristán). _ La CNV introdujo cambios tras los reclamos que interpusieron las Bolsas del país.

El 26 de agosto se publicó en el sitio web de la Comisión Nacional de Valores (CNV), la resolución conjunta 299/2014 de Sagyp y 630/2014 de CNV, que introduce varias modificaciones a la normativa original emanada de las mismas autoridades referidas a la obligación de registrar los contratos de compra-venta de granos y subproductos, y que originó la interposición de un recurso administrativo por parte de la mayoría de las Bolsas de Cereales del país.

En principio y como introducción, se podría afirmar que en los considerandos y en la parte dispositiva, la nueva resolución recepciona y resuelve las objeciones manifestadas por los distintos actores del mercado granario, y que desembocaron en la presentación del recurso mencionado ante ambos organismos. Así se aclara que la CNV tiene sólo competencia sobre las operaciones celebradas en el ámbito de los mercados a término, mientras que la Sagyp conserva la competencia para regular las operaciones y a los operadores del mercado físico de granos.

En los considerandos de la resolución se expresa que "con el objeto de clarificar algunos aspectos allí regulados y facilitar de ese modo su comprensión y aplicación por los destinatarios de la norma", en referencia a la norma impugnada, se detallan a continuación ciertas precisiones, que luego son materializadas en el articulado.

Así en los considerandos se sigue expresando que: "La actual operatoria de compra y venta de granos y subproductos reconoce un amplio espectro de modalidades que es conveniente contemplar en su totalidad".

Resulta acertado, cuando en la norma conjunta se manifiesta que: resulta adecuado especificar sin lugar a dudas que dicha normativa se aplica a la totalidad de las operaciones de compraventa de productos y subproductos que conforman el mercado físico bajo competencia de la Sagyp.

Resolviendo una de las mayores objeciones, respecto a los determinación de precios de las operaciones granarias, se aclara que se consagra la facultad de las partes para establecerlo libremente, y que por lo tanto la definición del precio se realizará por libre acuerdo entre las partes y que en las operaciones del tipo "a fijar", el precio también podrá determinarse utilizando el precio de referencia publicado por mercados y Bolsas, o bien mediante la concertación de operaciones de contratos de futuros con entrega física.

Por último, se establece que el sistema informático único, centralizado, será desarrollado por los Mercados a Término y las Bolsas de Comercio o de Cereales en forma conjunta, definiendo la existencia de una única herramienta, para soportar dicha información.

En el articulado propiamente dicho, se precisan estos cambios, y así en el primer artículo se establece que las operaciones a registrar serán las que implican la transferencia de titularidad de los productos y subproductos listados en el anexo I, incluyendo a las operaciones de canje, adicionado que estos conforman el mercado de físico bajo competencia de la Sagyp, y que deberán ser registradas en un sistema informático centralizado a nivel nacional, desarrollado por los mercados bajo competencia de la Comisión Nacional de Valores (en adelante "CNV") y las Bolsas de Comercio o de Cereales, por intermedio de los operadores inscriptos en el Registro Unico de la Cadena Agroalimentaia (Ruca) que lleva la Sagyp, conforme los términos de la resolución.

Resolviendo una de las mayores objeciones expresadas —entre otros— por los compradores, se modifica la redacción del articulo 4º de la resolución original, especificando que la determinación del precio se realizará por libre acuerdo entre las partes. Adicionando que en las operaciones "a fijar", el precio también podrá determinarse utilizando el precio de referencia publicado por mercados y Bolsas, o bien mediante la concertación de operaciones de contratos de futuros con entrega física.

En el artículo octavo se establece que los Mercados a Término y las Bolsas deberán implementar las medidas necesarias para proceder a la interconexión de sus sistemas informáticos con los sistemas de la Secretaría de Agricultura y de la Comisión Nacional de Valores, cumpliendo con todos los recaudos técnicos que a estos efectos establezcan dichos organismos".

(*) Contador especializado en temas agropecuarios

Comentarios