El Mundo
Viernes 17 de Febrero de 2017

El régimen venezolano sacó a la CNN del aire por sus informes críticos

El canal estaba en la mira por una investigación sobre la venta de pasaportes en Irak. Ya no quedan señales independientes o críticas en el país.

El gobierno de Venezuela sacó del aire a la CNN en español, en represalia por un informe que mostraba la venta de pasaportes venezolanos a potenciales terroristas en Irak. El caso llegó en simultaneidad con la investigación del Departamento del Tesoro de EEUU sobre las vinculaciones del vicepresidente Tarek El Aissami con el narcotráfico. De esta forma, Venezuela queda sin posibilidad de informarse de forma crítica o independiente a través de la televisión. Es que las empresas de televisión por suscripción han dejado de transmitir a la CNN en español por orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que ordenó la "suspensión preventiva" de la señal mientras realiza una investigación. El régimen venezolano sumó ayer la censura en Internet de la señal de la CNN, con la que muchos seguían informándose en Venezuela.

"Agresión a la patria"

El régimen de Nicolás Maduro ha lanzado así una ofensiva frontal contra la CNN, después de que a principios de la semana pasada transmitiera un informe en el que un funcionario de la embajada venezolana en Irak denuncia la venta de pasaportes a musulmanes sospechosos de terrorismo. La Conatel justificó la decisión en que los contenidos de CNN "constituyen una agresión directa contra la patria venezolana", repitiendo así el mismo tono usado por el presidente Nicolás Maduro y su canciller, Delcy Rodríguez. Los programas, agregó "constituyen agresiones directas que atentan contra la paz y la estabilidad democrática y generan un clima de intolerancia". La censura y baja de la señal de CNN se suma a otras señales que el chavismo ha anulado a lo largo de los años, como recordaban ayer los opositores con protestas en las calles. El caso más evidente fue el del canal RCTV, el más popular de Venezuela, que el fallecido Hugo Chávez ordenó cerrar en 2007. Desde entonces, el cierre de medios de información independientes ha sido una constante en Venezuela. A las radios se les han quitado permisos y a los medios gráficos, se los desabasteció de papel prensa. En 2014 se sumó el caso del canal NTN24, también censurado. Hoy transmite desde Colombia y solo por Internet, aunque con dificultades por la censura.

Desde la semana pasada, luego de la transmisión del programa "Pasaportes para el terror", los altos mandos del régimen aseguraron que al canal le quedaba poco tiempo al aire. El domingo Maduro dijo en su programa de televisión que quería a la CNN "bien lejos de Venezuela". Y este miércoles la canciller Delcy Rodríguez ofreció una rueda de prensa para relacionar el programa, transmitido el 6 de febrero, con la decisión, tomada ocho días después por el Departamento del Tesoro de EEUU, de imponer sanciones al vicepresidente Tareck El Aissami por lazos con el narcotráfico. Ambos hechos eran, según Rodríguez, "una operación de guerra psicológica contra Venezuela" y un paso previo "a una intervención imperial". No hubo ningún descargo sobre las imputaciones del Tesoro, que respaldó la acusación en una década de investigaciones. Aissami no puede ingresar a Estados Unidos ni abrir cuentas en ese país, donde sería detenido en caso de presentarse. A Aissami también se lo vincula con la formación terrorista libanesa Hezbolá, a la que habría provisto de pasaportes.

La retórica de Rodríguez vino apenas horas antes de que se consumara la sanción. De inmediato en las redes sociales los militantes chavistas impusieron la etiqueta #CNNfuerademipatria. Un slogan que ayer sus militantes, en escaso número, repetían en carteles impresos preparados con antelación. La CNN respondió con un comunicado y por medio de los programas de la noche. "El gobierno de Venezuela le está negando a los venezolanos el acceso a la información y las noticias de nuestra cadena de televisión, en la que han confiado durante veinte años", afirma el comunicado. La CNN ha intentado responder al bloqueo informando de que su señal está disponible en YouTube.

CNN en Español se había convertido en una referencia de periodismo independiente en Venezuela, después de que en 2013 el canal de noticias Globovisión fue vendido a capitales amigos del chavismo. Su contenido de inmediato se hizo oficialista. Los demás canales locales limitan su cobertura informativa y procuran no irritar al régimen. Junto a los portales extranjeros y nacionales de reciente creación, CNN era valorado como la última ventana a la libertad de informarse que tenían los venezolanos. La Conatel informó que bloqueará en Internet a CNN, algo que había comenzado a hacer ya desde el miércoles a la medianoche.

Comentarios