Edición Impresa
Miércoles 18 de Noviembre de 2015

El regalo que nadie quería

Si bien ya pasaron varios días desde su realización, siguen las repercusiones de la fiesta del Concejo.

Si bien ya pasaron varios días desde su realización, siguen las repercusiones de la fiesta del Concejo. Ahora es el turno de los regalos que aportó cada una de las bancadas para sortear entre los empleados. Y, es justo decirlo, que la gran mayoría contribuyó con obsequios que fueron muy bien recibidos; smart TV, tablet y numerosos presentes que combinaron elegancia y buen gusto. Pero hubo uno en especial que unificó todas las opiniones: nadie quería ganarlo. En efecto, al set silla playera-termo-heladerita le disparaban todos, varios cruzaban los dedos y algunos hasta tiraron sal por sobre el hombro para alejar ese regalo de sus caminos. No vamos a revelar en esta columna quiénes fueron los autores intelectuales de ese regalo. Pero, compañeros, para la próxima hay que levantar la puntería.

La disputa es voto por voto

Los militantes del PRO y del Frente para la Victoria pelean voto a voto con la cabeza puesta en el ballottage del próximo domingo. Y suele suceder, como ayer al mediodía, que coincidan en un mismo lugar. En la puerta de Ansés, en Rioja y Sarmiento, se encontraron unos y otros; la disputa original era por tratar de convencer a los que entraban y salían de hacer trámites o, de mínima, entregarles folletería de cada uno de los candidatos. Pero llegó un momento que las discusiones eran de todos con todos: usuarios de Ansés con los jóvenes del PRO o con los K, y hasta de los propios militantes entre ellos o con los transeúntes. Una kermesse electoral.

Un suegro encadenado

Horacio Cirio, Don Cirio, el papá de Jésica, comenzó una protesta frente a la Municipalidad de Lomas de Zamora, donde su yerno, Martín Insaurralde, es intendente. El hombre se encadenó en la puerta de la Intendencia y sigue así en su reclamo por la casa donde vivía con su ex esposa, madre de la modelo y vedete. Además asegura que el abogado de Jésica, Fernando Burlando, impidió que se case con su novia, Marcela. “Esa casa es de mi abuela, yo viví ahí antes de conocer a mi mujer. Mi ex se metió y se adueñó de prepo”, declaró sobre la propiedad en conflicto hace algunos meses. Don Cirio asegura que comenzará una huelga de hambre si no recibe una respuesta de su hija. ¿Hasta dónde llegará?

Comentarios