Policiales
Lunes 19 de Septiembre de 2016

El reencuentro con una hermana adoptada

Daiana era tres años mayor que Alejandra. La madre de ambas había perdido la tenencia de la más chica, que fue dada en adopción. Cuando cumplió 18 años, Alejandra se enteró de que tenía una hermana y con su pareja contrataron un detective privado para encontrarla. Seis meses después la hallaron y hace poco más de 30 días se reencontraron.

Daiana era tres años mayor que Alejandra. La madre de ambas había perdido la tenencia de la más chica, que fue dada en adopción. Cuando cumplió 18 años, Alejandra se enteró de que tenía una hermana y con su pareja contrataron un detective privado para encontrarla. Seis meses después la hallaron y hace poco más de 30 días se reencontraron.

"Cuando me enteré de que tenía una hermana me surgió buscarla. La familia que me adoptó no puso reparos. Me avaló pero no participó. Y así fue que me reencontré con Dai y nos hicimos muy unidas. No sólo encontré a ella sino a toda esta gran familia", contó Alejandra, de 20 años.

Ignacio, pareja de la joven, recordó que tras confirmar la existencia de Daiana dejaron pasar un tiempo porque todo les daba algo de miedo. "Pero hace un par de meses nos subimos a la camioneta y nos bajamos en la casa de Dai. Le dijimos que si alguna vez tenía problemas no dudara en venir con los chicos a vivir a nuestra casa. Pero ella le tenía que pedirle permiso a su pareja para todo. Y si él se enteraba de que había venido a casa sin avisarle, le pegaba a ella y a los chicos. Esas son cosas que los nenes ahora se animan a contar. Una vez el tipo se quiso hacer el gracioso y delante de todos le dijo: "Vos te vas y yo te pongo un tiro»", confió el muchacho.

Comentarios