Policiales
Martes 15 de Noviembre de 2016

El recuerdo de Analía en Tribunales

Analía Villanueva era abogada, tenía 33 años y toda una carrera por delante. Apenas se graduó, en 2010 ingresó a los Tribunales provinciales de Rosario, donde se desempeñaba como prosecretaria del juzgado de Familia Nº 3.

Analía Villanueva era abogada, tenía 33 años y toda una carrera por delante. Apenas se graduó, en 2010 ingresó a los Tribunales provinciales de Rosario, donde se desempeñaba como prosecretaria del juzgado de Familia Nº 3. Se volcó de lleno a la carrera judicial y cosechó muchos amigos y compañeros que estaban doloridos y apesadumbrados tras su muerte.

"Ani era un sol, una chica bárbara. La semana pasada una de las juezas del Tribunal le había dicho que iba a pasar a ser relatora (redactar fallos, sentencias y resoluciones). Imaginate, estaba muy contenta porque eso significaba que iba a tener contacto con los fallos judiciales, un paso importante en su carrera", explicaron amigos de la Facultad de Derecho y actuales compañeros en Tribunales.

Un cartel a mano alzada debajo de la placa del juzgado expresaba el sentimiento de sus compañeros: "Hoy este juzgado llora la injusta e inexplicable partida de una hermosa persona, por dentro y por fuera, que va a vivir siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones".

La joven se había mudado a un departamento en el centro de Rosario pero pasaba mucho tiempo en la casa de Roldán con su mamá y abuelos, donde encontró la muerte.

Comentarios