Policiales
Lunes 20 de Junio de 2016

El recordado cambio de la viuda de Demarre

Brian O., el testigo clave del crimen de Sergio Pared que tres veces incriminó a Leandro "Pollo" Vinardi como homicida, terminó diciendo que era inocente. El propio abogado del acusado lo acompañó en noviembre de 2015 a denunciar que había sido intimidado por una hijastra de Pared, Romina Acosta. A partir de entonces cambió su declaración.

Brian O., el testigo clave del crimen de Sergio Pared que tres veces incriminó a Leandro "Pollo" Vinardi como homicida, terminó diciendo que era inocente. El propio abogado del acusado lo acompañó en noviembre de 2015 a denunciar que había sido intimidado por una hijastra de Pared, Romina Acosta. A partir de entonces cambió su declaración.

El fiscal Guillermo Corbella resaltará en el juicio que el 27 de agosto de 2014 se hicieron escuchas al entorno de Los Monos —al que pertenece Vinardi— y allegados a la banda de los Cantero hablan de realizar pagos para dar vuelta a testigos y beneficiar a Vinardi. Brian cambió su declaración 14 meses después. En las escuchas hay diálogos en donde miembros de Los Monos dicen que "ya le pagamos al Putito". La acusación destaca un dato que no es pueril: Brian O. es una travesti.

Guille Cantero dice (27/08/14 a las 20:11) a un tal Tiso (sería primo de Sergio Pared) que necesita que se contacte con familiares de la víctima para que por 200 mil pesos cambien la declaración. Guille dice temer que Vinardi "por resentimiento se largue a hablar" y recuerda que no tiene problema de poner la plata ya que la tiene.

Es harto significativo para el fiscal que en ese mismo cuerpo de escuchas —no en otro— están las evidencias de una maniobra asombrosa. Fue cuando Betiana Quintana, viuda de Diego Demarre, no reconoció como el asesino de su esposo a Guille, quien estaba procesado por este delito. La mujer primero dijo que no había visto al homicida. Luego dijo: "Pero Guille no fue".

Quien la acompañó fue el propio abogado defensor de Guille, quien se presentó ante la fiscal Cristina Herrera para decirle que la esposa de Demarre quería declarar a favor de quien estaba procesado por matarlo. En esas escuchas Guille, casi con lujo de detalles, contaba que habían pagado para que la mujer favoreciera "a los tres que estaban presos" (él entre ellos).

Comentarios