Escenario
Martes 14 de Febrero de 2017

"El público demanda un canto para este momento"

Reconocida como Revelación en el último festival de Cosquín, la artista riojana lanzará un nuevo disco con nuevos y consagrados autores.

La riojana María de los Angeles "La Bruja" Salguero, distinguida con el premio "Consagración" de Cosquín, enfatizó que existe una demanda del público por "nuevas canciones que acompañen lo que está sucediendo, que expresen este tiempo político y social" y señaló que se trata de una mirada que se construye necesariamente "con los nuevos compositores" del folclore, "que los hay por todas partes".

   Salguero, referente de la nueva generación de artistas populares y distinguida con el Premio Konex de Platino 2015 como la Mejor Cantante de Folclore de la Década y con siete discos solistas, atravesó un recorrido que la llevó desde la tradición territorial de su región hacia la canción latinoamericana o con sentido social sin perder jamás la marca rítmica de su tierra.

   "Fui eligiendo siempre a aquellos compositores que le daban más tiempo a su arte y no a la cosa rápida y sencilla. Me han dado consejos de lo que me convenía cantar o hacer para tener más éxito pero he elegido otro camino de mayor profundidad. Y lo hice sin sufrimiento, con un sentimiento de disfrute por aquello que hago", dijo la riojana en diálogo con Télam.

   "Creo que hoy el público, incluso, pide otra cosa: canciones nuevas que hablen de este tiempo. Hasta en espacios como el Festival de la Chaya, donde es todo para arriba, tuve esa sensación", afirmó.

   "De ventana abierta" (1995), "La Bruja" (1998), "Gualicho" (2002), "La torcida" (2005), "Flor de retama" (2008), "Caja de luna" (2011) y "Grito interior" (2015) son los siete discos que forjaron la trayectoria de la cantora riojana. Ahora se apresta a grabar un nuevo material que tiene como título tentativo "Norte" y en el que reincidirá en la mirada de antiguos y nuevos compositores de las especies musicales de las provincias de su región.

   Lo hará inmediatamente después de recibir el espaldarazo del premio "Consagración" de Cosquín 2017 en donde se presentó con una formación más eléctrica y un repertorio que incluyó "Soy", "Chacarera del Chilalo", "Fundamento coplero", "Zamba para no morir", "Estoy donde debo estar" (con Ramiro González), "Carnaval en La Rioja" (con Flor Castro), "Lucero cantor" (con Bruno Arias) y "Los amanecidos".

   A continuación estuvo este mes en la apertura del Festival Nacional de la Chaya, donde subió al escenario con su padre, Tino Salguero. Salguero ahora se prepara para participar del Primer Festival Emepeá, que se realizará los viernes 24 de febrero, 3 y 10 de marzo (la Bruja actúa el 3), desde las 21 en el ND Teatro, de Buenos Aires.

   —El premio Consagración de Cosquín en algunos casos, como el de Teresa Parodi o Franco Luciani, por citar sólo dos ejemplos, significó un cambio en sus trayectorias, ¿Cómo lo valoras en tu caso y de acuerdo al momento en que te toca?

   —Nunca anduve buscando retribuciones. Creo que las cosas pasan y pasan por algo. Nunca he especulado con modificar cosas según la conveniencia y he recibido consejos en ese sentido. Nunca falta el que te diga que cantes de determinada manera para traer más gente. Yo siempre he sido tímida y encontré en el canto una forma de comunicarme. Así que siempre fui eligiendo compositores que le daban tiempo a su arte, que no buscaban el efecto rápido. En ese sentido, el premio no es algo que haya andando buscando. Pero me da mucho orgullo que se valore esta búsqueda y las búsquedas de mi último tiempo que quizá empujadas por cambios de gobierno, anhelos, esperanzas, por mi mudanza a Capital Federal que me hizo notar más las diferencias. Así se ha manifestado un sentido más social en la poesía, acaso menos paisajístico. Y creo que eso se logra colectivamente, de la mano de nuevos compositores que muestran ese lado. Creo que hay una demanda del público y debemos aliarnos para encontrar una respuesta.

   —Vas a ser parte de la inauguración de un espacio, el Festival Emepeá, que es organizado por un colectivo periodístico que a su vez tiene un compromiso con cierta mirada de la música argentina que a veces está por fuera de los canales de divulgación de los medios, ¿Por qué elegiste apoyar ese proyecto?

   —Me parece que hay una mirada de mayor atención en Capital hacia lo que ocurre en las provincias. Lo veo con el Festival de la Chaya, por ejemplo, que va creciendo, que cada vez recibe a más gente de todos lados y que es cada vez más comprendido en su idiosincrasia. El Festival Emepeá comparte esa mirada hacia afuera de Buenos Aires y hacia adentro del país. Y es fundamental apostar a estos espacios.

Comentarios