Economía
Jueves 11 de Agosto de 2016

El proyecto de la UOM contra los despidos llegó a la Legislatura

El gremio presentó un borrador de ley para trabar cesantías por 180 días en toda la provincia. Ya consiguió el aval de Asuntos Laborales

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario presentó ayer en la Cámara baja un proyecto de ley que postula la creación de un programa de crisis ocupacional con una vigencia de 180 días a fin de evitar despidos en empresas de todo el territorio provincial.

La iniciativa establece que ante la determinación de despidos, ya sea sin causa o bajo el argumento de crisis económica, financiera o de producción, las firmas deben ante todo notificar al respectivo gremio y dentro de las 48 horas siguientes se iniciará una instancia conciliatoria entre las partes, la cual no podrá extenderse por más de 15 días.

El acuerdo entre ambas deberá ser instrumentado por el Ministerio de Trabajo provincial, y de no prosperar las negociaciones "quedan expeditas las vías administrativas existentes de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente", reza el texto.

Si el empleador no cumple con esos términos, será denunciado a la cartera laboral y su conducta será considerada como infracción "muy grave". También "se notificará a los ministerios de Economía y de la Producción, "a fin de que estos analicen el cumplimiento de la normativa y la eventual suspensión de beneficios".

El secretario general UOM, Antonio Donello, fundamentó el proyecto de ley en que "la situación cada día desmejora: la pequeña y mediana industria está preocupada porque se cayó el poder adquisitivo y al no vender, no se produce, por lo que cuesta cada vez más sostener los puestos de trabajo. El tarifazo genera un costo fijo tremendo que les quita un gran margen de ganancia y las vuelve no competitivas".

El dirigente recordó que Acindar en su planta Navarro eliminó un turno de trabajo y ofreció retiros voluntarios, a los que ya accedieron 80 empleados. En esta fábrica "todavía no se ha presentado un plan de trabajo hasta fin de año, lo cual nos preocupa porque vemos que de acá a tres meses puede cerrar, y que están corriendo riesgo 150 puestos de trabajo. La gente tiene ansiedad e incertidumbre y es horrible trabajar en esas condiciones". También la línea blanca y carroceras "sufren la caída de ventas por la importación".

"Se tendría que haber ido a paritarias para que los trabajadores recuperaran poder adquisitivo. Habría que frenar la importación y sentarse con los empresarios para ver qué va a entrar o no, para que haya reglas claras. Las tarifas había que subirlas pero no de un día para el otro, sino en 3 o 4 años para ir creciendo todos juntos", reprochó Donello.

"Si no cambian estas cosas a fin de año tendremos muchos problemas, por eso presentamos este proyecto de ley para tratar de evitar despidos. En planes de suspensiones y vacaciones hay más de 2.500 afectados. Cuando caigan esos arreglos ¿qué vamos a hacer con los compañeros? ¿Van a poder ingresar al mercado laboral al cien por ciento?", indagó el dirigente.

Ganar tiempo. El proyecto que presentó ayer la UOM en Diputados ya fue aprobado por la comisión de Asuntos Laborales y hoy será despachado para ingresar en el circuito legislativo, por lo que en los próximos quince días ya podría ser tratado y votado en el recinto. "Con esto, el gremio busca más que nada ganar tiempo: que la condena de los despidos no llegue en noviembre sino en marzo o abril del año que viene", consideró el diputado Carlos Del Frade.

"Ellos (por los dirigentes de la UOM) están convencidos de que el conflicto se soluciona políticamente. No sé si es así, pero creo que algún día las legislaturas provinciales tienen que sancionar una legislación que repare el daño individual y colectivo que supone el cierre de una fábrica, más de una multinacional llena de dinero como es Acindar. Para eso tiene que haber una transferencia de bienes y un embargo de cuentas a la empresa y que le quede eso a los trabajadores", concluyó el legislador rosarino.

Comentarios