Edición Impresa
Viernes 13 de Noviembre de 2015

El protocolo no da abasto

Mientras muchos dirigentes políticos sólo piensan en el último tramo de campaña y el ballottage, desde las áreas de protocolo de los distintos gobiernos se avanza en la organización de los traspasos de mando.

Mientras muchos dirigentes políticos sólo piensan en el último tramo de campaña y el ballottage, desde las áreas de protocolo de los distintos gobiernos se avanza en la organización de los traspasos de mando. El problema es que a nivel nacional no está muy claro el momento en el que la presidenta le colocará la banda a su sucesor. Parece que no es un detalle que por ahora interese demasiado, y eso obliga a los gobiernos locales a organizarse como puedan. En la Casa Gris ya consensuaron que los municipios harán su acto de asunción el 10 de diciembre, y que al día siguiente asumirá el gobernador Miguel Lifschitz, para que todos puedan ir. En Rosario la ceremonia tendría lugar a la tarde-noche para que no se superponga con el acto nacional, que suponen ocurrirá antes del mediodía. Podría ser menos formal que de costumbre: en el Parque España y previo a un espectáculo cultural. Ese será el marco en el que la intendenta Mónica Fein firmará su propio traspaso ante escribano público y jurarán los secretarios. El discurso también promete ser breve.

Javkin, el hombre que se multiplica

Pablo Javkin tiene más trabajo que nunca. A sus tareas como diputado nacional la agregó “la previa” de sus futuras responsabilidades como secretario general de la Municipalidad. El dirigente que consiguió una interesante cantidad de votos en la interna del Frente Progresista cuando se propuso disputar la candidatura a intendente se sumará al gabinete municipal en un lugar de privilegio. Y, como no quiere fallar, ya se prepara para empezar con todo el 10 de diciembre. Hace ya varios días que se lo ve recorrer las oficinas del Palacio Municipal para tomar contacto directo con los intríngulis de la administración pública. Bien por él.

El gobernador y los periodistas

La visita del gobernador Antonio Bonfatti al Instituto de Biología Molecular de Rosario convocó a funcionarios, científicos, invitados y periodistas. El mandatario inauguró un microscopio de última generación en el subsuelo y luego subió al tercer piso. Rápidos de reflejos, los  periodistas que querían una declaración no esperaron el asensor y encararon las escaleras para no perder tiempo. Eso sí: hubo que esperar varios minutos para encender grabadores y micrófonos porque la agitación de algunos era indisimulable.

Comentarios