La ciudad
Miércoles 22 de Junio de 2016

"El profesor no me creía que yo iba a ver a Macri"

Nahuel tiene 17 años, vive en Villa Banana y el lunes entrevistó al presidente para un trabajo práctico del colegio.

Hacer un trabajo para el colegio entrevistando a un presidente es algo que no sucede a menudo. Luego de enviar una carta para solicitar un encuentro con Mauricio Macri, el joven Nahuel Casco, de 17 años, se encontró con el mandatario en su visita a la ciudad.

El estudiante cursa el cuarto año de la Escuela Nº 513 Rubén Naranjo, de la zona oeste.

Todo empezó por el pedido de un trabajo práctico por parte del profesor de la materia "prácticas de los lenguajes".

El comienzo de la historia se dio hace dos meses mientras buscaba información, cuando se topó con la página de Presidencia de la Nación.

Al navegar por el sitio, Nahuel vio la opción para pedir una entrevista con Mauricio Macri y pensó en no perder la oportunidad. "No sabía si la carta la iba a leer alguien, pero el intento no lo quería perder", relató y agregó que la carta volvió al primer plano cuando lo llamaron el miércoles pasado para pactar el encuentro: "Me había olvidado por completo y al trabajo lo dejé pendiente. Me llamó un asesor del equipo de presidencia, no lo podía creer. Pensé que la llamada no era para mi y cuando hablé quedé shockeado, me emocioné".


mauricio.JPG
Mauricio Macri y Nahuel, el estudiante rosarino que entrevistó al presidente.
Mauricio Macri y Nahuel, el estudiante rosarino que entrevistó al presidente.

Justamente, la semana pasada el profesor de Nahuel reclamó por el trabajo adeudado. Con ingenio, el joven le respondió que todavía no lo tenía listo porque "la entrevista la iba a hacer el lunes con alguien que venía especialmente al Monumento". Comentó que el profesor, al principio, no le creyó: "Me preguntó si era Macri, y le dije que sí. Se quedó con la duda y le expliqué que me habían llamado, pero no le cerró del todo".

El encuentro entre el presidente y Nahuel se realizó en el predio de los estudios de Televisión Litoral. "Cuando lo vi venir, me emocioné y me quedé paralizado. No sabía cómo reaccionar", contó el joven, que se debate entre estudiar ingeniería civil o industrial. Las preguntas, según explicó, las hizo "en torno a su persona", porque consideró que cualquiera que tenga la posibilidad de hablar con el presidente le iba a preguntar algo sobre el plano político. "Pensé en elegir algo diferente, ¿para qué ser igual al resto?", añadió.

Como estudiante, Nahuel se define como "el típico chico inteligente, pero vago. Todas las profesoras del colegio me dicen lo mismo", dijo y admitió que el año que viene tiene que "aclarar las ideas" para ver qué estudiará finalmente. También le gusta el periodismo, pero que prefiere alguna de las carreras de ingeniería. "Viviendo en el contexto donde vivo (Villa Banana) a veces es muy importante hacer lo que te gusta, y otras es más importante la plata que ganás. Para mi eso no está bien. Si te ponés a pensar, no está bien la plata sino hacer lo que a uno le apasiona", aseguró.

Sólo va al colegio y no hace deportes porque le detectaron soplos en el corazón cuando era chico. Vive con su madre (empleada doméstica) y su padre (obrero de la construcción), a los que define como muy cuidadosos con él: "Soy hijo único y mis papás son sobreprotectores a mil. Y bueno, les tengo que hacer caso".

Proyectos. A pesar de vivir una realidad difícil, no baja los brazos y planea en grande a futuro: "Le dije a alguno de mis primos que estudie para ser arquitecto para hacer algo juntos". "Mi apellido es Casco: empresa familiar de construcción. Gana sola", concluyó con picardía.


Embed



Comentarios