Cartas de lectores
Martes 13 de Septiembre de 2016

El problema es no saber

Ha cambiado la historia argentina con respecto a la hepatitis C. Las personas mayores de 30 años "ahora" saben que deben exigir su detección porque ha entrado al país la cura definitiva.

Ha cambiado la historia argentina con respecto a la hepatitis C. Las personas mayores de 30 años "ahora" saben que deben exigir su detección porque ha entrado al país la cura definitiva. Porque pudieron contagiarse sin tener la menor idea de ello porque se transmite por sangre y hace 30 años no existían los descartables y pudieron además ser transfundidos antes de 1992. Y exigen porque les corresponde. Y las obras sociales las están aprobando porque el clamor popular las supera. Es por ello que día a día más y más personas nos estamos curando de esta enfermedad que evoluciona mal y no da síntomas y que cuando los da puede ser tarde. Se calculaba cercano al millón la cantidad de personas infectadas en el país y se consideraba que sólo el 2 por ciento lo sabía. Hoy ese porcentaje de información ha subido a niveles muy alentadores. En este 2016 el problema ya no es la enfermedad. El problema es no saber que se la tiene. ¡Sigamos con la detección!

Edith Michelotti / Grupo Hepatitis Rosario

Comentarios