Edición Impresa
Miércoles 01 de Julio de 2015

El problema Boasso para los radicales

¿Qué harán los ediles radicales con Jorge Boasso? La pregunta sobrevoló todo el tiempo la reunión que mantuvo ayer la intendenta Mónica Fein con los concejales que compondrán a partir del 10 de diciembre el bloque del Frente Progresista.

¿Qué harán los ediles radicales con Jorge Boasso? La pregunta sobrevoló todo el tiempo la reunión que mantuvo ayer la intendenta Mónica Fein con los concejales que compondrán a partir del 10 de diciembre el bloque del Frente Progresista. Algunos nuevos y otros que siguen. Para algunos ediles fue la primera vez que participan de un encuentro del bloque frentista, porque antes venían actuando enfrentados al oficialismo. Fue el caso de la radical María Eugenia Schmuck, quien cuando terminó la reunión tuvo que contestar una pregunta incómoda: “¿Los radicales en el Frente van a ser cuatro o cinco?”, en clara referencia a la situación de Jorge Boasso. “El que fue en las listas del Pro no está más en el Frente”, contestó segura la concejala. La duda que quedó instalada entonces fue qué va a hacer ella misma, porque Boasso es actualmente el presidente del bloque radical, y continúa su mandato.  De lo que nadie habló tampoco es de la posible integración del nuevo gabinete municipal, ni de las postulaciones para la presidencia del Concejo. ¿Habrá alguna sorpresa?

Prohibiciones que se levantaron

En los últimos días se escucharon lamentos de algunos candidatos K, que se desayunaron con un brusco cambio de dirección. “Nunca nos dejaban ir a lo de Mirtha o TN en las campañas”, rezongaban, sin levantar demasiado la voz. Las miradas apuntan a Mariano Recalde, que pelea por la Jefatura de Gobierno porteño y que viene de incursionar en la señal de cable y en la mesa de la señora. No está claro si la prohibición de asistir a esos lugares se levantó sin restricciones o si sólo respondió a una necesidad para la campaña de Recalde.

Problemas con los vehículos del ex

La modelo y actriz Guillermina Valdés pasó por la tele y no dudó en relatar algunos de sus percances. Lo raro es que todos tuvieron relación con vehículos. Por ejemplo, contó que en una ocasión le pasó por encima a un karting de su ex esposo y en otra agarró a palazos una camioneta -también de Ortega- porque había dejado a su hija adentro y no podía abrir la puerta. Obvio: lo único que logró fue abollarla. Hasta ahora, Tinelli se viene salvando.

Comentarios