Edición Impresa
Sábado 05 de Abril de 2014

El precio de la soja sigue batiendo récords en Chicago

Por el nivel de cotizaciones externas, los especialistas locales recomiendan sembrar trigo. Prevén un 12 por ciento más de área cultivada nacional.

Los precios de la soja despabilaron esta semana el mercado agrícola internacional y doméstico. A mitad de semana la oleaginosa marcó un nuevo máximo histórico en su cotización de Chicago, donde alcanzó los 546 dólares la tonelada para los contratos de la posición mayo y los 318 dólares en la plaza de Rosario, el nivel más alto del año.

Los ajustados niveles de stocks en Estados Unidos, sumados a una sostenida demanda de China y a la intensa participación de los fondos de inversión en el mercado provocaron el repunte de la oleaginosa en un momento en que avanza a paso firme la recolección.

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que el avance de la cosecha de soja superó el 10 por ciento el fin de semana pasado y los resultados preliminares son buenos, teniendo en cuenta todos los problemas que sufrieron. "Pero también hay que considerar que estos ciclos se realizaron en lotes de alta calidad con potenciales de 40 a 45 quintales por hectárea (qq/ha)", precisó el relevamiento. "Con buena calidad de grano pero bajo peso de mil, los rindes se encuentran entre 30 y 40 qq/ha", agregó.

También el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, precisó que "avanza lentamente la recolección de los primeros lotes de soja expandiéndose hacia varios sectores de Córdoba y de la provincia de Buenos Aires". A nivel nacional "la cosecha cubrió sólo el 3,2 por ciento del área apta, entregando un rinde medio de 30,8 qq/ha y permitiendo acumular un volumen próximo a las 2 millones de toneladas".

El informe destaca que la semana que pasó se registró un importante descenso de las temperaturas sobre extensas áreas del centro-sur de la región agrícola, alcanzando el nivel de heladas en varios sectores del oeste de Buenos Aires, La Pampa y sur de San Luis. A pesar de ello, la buena humedad disponible en los lotes atenuó el impacto que, por otra parte, encontró a la mayoría de los cuadros ya en etapas de madurez fisiológica (R7/R8). En consecuencia, salvo algunos lotes puntuales implantados sobre rastrojos de trigo y cebada en relieves bajos, la helada no tuvo incidencia sobre el estado o condición del resto de los cuadros y mucho menos sobre el potencial de rinde previsto a cosecha, permitiéndonos sostener nuestra proyección en 54,5 millones de toneladas para la campaña en curso.

También el GEA precisó que "el 50 por ciento de la superficie de maíz de primera se cosechó con rindes magros tal como era previsto en la región núcleo". El rango obtenido se ubica entre los 55 y 100 qq/ha. Baja humedad relativa y temperaturas agradables propiciaron el avance de la cosecha sobre los cultivos tempranos de la oleaginosa.

Más trigo. Por otra parte, especialistas del sector agrícola coincidieron en recomendar la siembra de trigo para la presente campaña y pronosticaron que habrá un crecimiento de hasta 12 por ciento del área cultivada.

El gerente técnico de Nidera, Guillermo Alonso, indicó que "llovió muy bien desde el 15 de enero para adelante en todo el país", y estimó que "sin lugar a dudas hace que el productor se vea tentado a sembrar trigo".

"Somos optimistas, va a haber un crecimiento de área, sin dudas, de 10 a 12 por ciento", afirmó Alonso, quien puntualizó que "las condiciones de cultivo son favorables".

Destacó que "empezar con los suelos cargados con agua es tener parte de la carrera ya adentro".

Por su parte, el vicepresidente de Panagrícola, Ricardo Baccarín, afirmó a esta agencia que "va a haber un incremento del área sembrada", porque "los precios son buenos y las perspectivas en el mercado internacional también son buenas".

"Hay un entusiasmo entre los productores mayor al del año pasado, porque los precios internos y los internacionales están en un nivel que empujan a que se incremente el área cultivada", remarcó Baccarín.

El cultivo, cuya área fue de 3,65 millones de hectáreas el año pasado, ahora podría superar los 4 millones. Al respecto, el presidente de la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo), Matías Ferreccio, sostuvo que "es muy preliminar, pero sobre la base de estimaciones y encuestas a productores, se proyectan 4 millones de hectáreas".

Del mismo modo, Gustavo López, consultor de Agritrend, consideró que esa cifra es "un piso".

En tanto, el economista Carlos Seggiaro recomendó la siembra de trigo con vistas a la campaña fina. "Tengo una visión más optimista sobre el trigo que lo que fue a campaña pasada, y pienso que va a haber más trigo en el país porque habrá condiciones climáticas mejores", remarcó Seggiaro.

Estimó que "el gobierno va a flexibilizar parcialmente sus condiciones en términos de regulación, y va a volver a aparecer el precio pizarra y habrá condiciones relativamente normales para la compra y venta".

"Mi recomendación para el productor es que siembre trigo", afirmó el analista.

En tanto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a través de su Panorama Agrícola Semanal, afirmó que aumentaron en 500.000 toneladas las estimaciones de producción de maíz, y las ubicó en 24 millones.

"Hemos decidido ajustar nuestra proyección en 500.000 toneladas, un 2 por ciento superior a la publicada en nuestro anterior informe, de 23,5 millones", indicó el informe.

Señaló que "a medida que progresa la cosecha del cereal, las productividades medias van homogeneizándose hacia los rendimientos esperados por los productores en cada zona".

Comentarios