El Mundo
Lunes 26 de Septiembre de 2016

El PP y Rajoy salen fortalecidos de las elecciones en Galicia y Euskadi

El amplio triunfo del gallego Núñez Feijóo y la fuerte caída del socialismo en ambas regiones favorecen a los conservadores

El Partido Popular (PP) y Mariano Rajoy salieron claramente fortalecidos de las elecciones locales de ayer en Galicia, donde consiguieron una amplia mayoría absoluta, y del País Vasco, donde los nacionalistas lograron ganar por mayoría simple, pero hubo una fuerte caída de los socialistas, quienes registraron resultados muy desfavorables en ambas regiones. En cuanto a Podemos, si bien salió segundo en las dos regiones autónomas, perdió gran cantidad de votos respecto de las últimas elecciones nacionales de junio pasado.

Con el total del escrutinio realizado, el líder y candidato del PP de Galicia y actual presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, logró una amplia mayoría absoluta de 41 escaños sobre un total de 75. Es esta su tercera mayoría absoluta. Feijóo fue rápido para hacer una lectura a la vez local y nacional del resultado. "En Galicia no habrá bloqueos, ni líneas rojas, ni parálisis. Galicia no se va a parar", declaró el vencedor de la jornada. Galicia, tierra natal de Rajoy e histórico feudo del PP le dió "un balón de oxígeno al líder" del partido, en plena negociación por formar gobierno en España, según analizó la agencia DPA.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se sumó a esta lectura favorable al PP, que más allá de los acentos todos compartían anoche en España. Cospedal subrayó que en Galicia el PP ha logrado más votos que hace cuatro años y que su formación casi triplicó en escaños a la segunda fuerza política. A nivel nacional, ha quedado "claro que los españoles una vez mas han apostado por la seguridad, la estabilidad y gobiernos que les den confianza", comentó en rueda de prensa en Madrid. Y sobre todo, "han penalizado con su voto a los que generan bloqueo institucional y bloqueo a su país", agregó en directa referencia al cuestionado líder socialista Pedro Sánchez, a quien sugirió "una reflexión".

Efectivamente, los resultados en Galicia no fueron buenos para el Partido Socialista (PSOE) de Sánchez, pues logró menos votos que la nueva formación "En Marea", coalición de partidos de izquierda entre los que está Podemos y que participaba por primera vez. Ambas formaciones obtuvieron 14 diputados, pero En Marea sacó un 18,9 por ciento contra un 18,8 por ciento de votos del socialismo. Un retroceso evidente para el PSOE. El nacionalista Bloque Nacionalista Galego (BNG) logró apenas seis escaños, mientras que los liberales de Ciudadanos se quedaron sin representación en la cámara gallega.

En el País Vasco o Euskadi, la victoria pero sólo con mayoría simple fue para los nacionalistas moderados del Partido Nacionalista Vasco (PNV) con 29 escaños sobre 75 totales, dos más que hace cuatro años. Cayeron los independentistas radicales de EH Bildu, con 17 parlamentarios, cuatro menos que en 2012, mientras que Elkarrekin-Podemos logró 11 diputados.

Esta era la primera vez que en ambas regiones medían sus fuerzas Podemos y Ciudadanos. Mientras que el primero tendrá una amplia representación en ambas cámaras, la formación liderada por Albert Rivera ha fracasado en ambas regiones. En Euskadi, Podemos no ha alcanzado ni la mitad de apoyos logrados en la últimas generales de junio pasado, cuando se impuso en sus tres provincias. Podemos ha confirmado el sorpasso al PSOE en País Vasco y en Galicia, aunque la formación morada perdió apoyos en ambos territorios respecto a los comicios generales del pasado 26 de junio. Empero, los de Pablo Iglesias pueden mostrar un buen caudal de votos y bancas. El resultado en cambio ha sido una catástrofe para los socialistas en Euskadi, ya que ha reducido casi a la mitad su representación al pasar de 16 diputados a nueve en esta elección.

Sin dudas los malos resultados tendrán consecuencias para Pedro Sánchez, quien planea tratar de formar gobierno en minoría con Podemos y Ciudadanos, una fórmula que ha fracasado en el pasado reciente. Al parecer, el achacarle el bloqueo político al líder socialista ha dado resultados. Por esto, el primero en analizar los resultados, el candidato del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, hizo hincapié en el desastroso resultado de los socialistas y llamó a Sánchez a replantearse su rechazo de Rajoy, que da lugar al bloqueo.

Comentarios