Ovación
Lunes 19 de Septiembre de 2016

El podio de la región

Borgobello (Timbúes) obtuvo la primera victoria en San Jorge y lo escoltó Bucci (V. G. Gálvez).

Vaya que dejaron bien representada a la región. Acapararon toda la atención durante el fin de semana. Y le pusieron el broche espumoso a la final de la 9ª fecha que ofreció la Clase 2 del Turismo Nacional. Joel Borgobello picó en punta y conquistó sin fisuras el primer triunfo en esta vibrante categoría. El de Timbúes se emocionó hasta las lágrimas y permaneció eufórico en todo momento. Mientras que Alejandro Bucci (V. G. Gálvez) cumplió con la promesa de que iba a subir al podio. Llegó como escolta, seguido por Maxi Bestani. En cuanto al resto de los zonales hay que destacar que el grueso tuvo un domingo para el olvido.

"Es algo soñado. Lo deseaba desde que comencé a correr en el TN. No tengo palabras de agradecimiento para expresar lo que siento". Con la voz entrecortada y con los ojos a punto de estallar en lágrimas, Borgobello abrió el diálogo con Ovación mientras familiares, amigos y allegados no paraban de abrazarlo y felicitarlo.

El de Timbúes llevó a su Clio a fondo en todo momento. No le dio chances al resto. "Fue una linda carrera. Le metimos un buen espectáculo. Y encima, gané. Qué más puedo pedir", acotó Joel. "El Giacone Competición me entregó un auto bárbaro. Esta gran alegría es parte de ellos", concluyó casi sin voz antes de abrazarse con todos en el festivo box casildense.

Otro que estuvo a los abrazos limpios fue Alejandro Bucci (Fiesta). Le comió los talones a Fernando Ayala hasta pasarlo en el amanecer de la carrera en una maniobra que podría haberle costado porque se tocaron. Sin embargo, luego apretó el acelerador y quedó a la sombra del líder Borgobello hasta cruzar la bandera a cuadros.

"Había dicho que iba a subir al podio y cumplí. Este segundo puesto es más que importante porque nos permite seguir bien en el campeonato. Por ahí pensé que podía pasarlo a Joel, pero primero quedamos enganchados y luego opté por redondear una gran final", apuntó Alejandro mientras sostenía fuerte la copa.

Luego afirmó que "el equipo Martos me dio un auto estupendo. Estoy feliz", expresó Bucci antes de darse un par de vueltas por boxes con el trofeo bajo el brazo.

En relación al resto de la legión regional tuvieron una final tormentosa. "No lo puedo creer. Se rompió la caja en la largada. Una pena. Pero nos pasó de todo durante el fin de semana. No era lo esperado pero los fierros son así", declaró el tandilense radicado en Rosario Martín Aranzabe, quien volvió tras una enfermedad.

"Me pegó Giacoponi y me rompió el brazo de dirección y otras cosas más", expresó a su turno con resignación Violeta Pernice (Armstrong). El rosarino Pedro Boero también le bajó la persiana a la cita sanjorgense con bronca. El Clio lo dejó afuera en la 3ª vuelta y quedó más relegado pese a que sigue segundo en el campeonato.

Mariano Morini (Aldao) cumplió dentro de todo con un digno papel y quedó 15º en la general tras largar 20º. El roldanense Alejandro Valderrey duró tres giros con un Palio que no anduvo. Giacoponi (Villa Amelia) quedó out tras pegarle con el Clio a Pernice. Ignacio Procacitto (Las Rosas) llegó 20º en su retorno y el santafesino Miguel Ciaurro 24º. El puntero Alfonso Domenech, de la escudería de Saturni, fue 7º, amplió la brecha en la cima y ya comenzó a acariciar el título, que hará base el próximo mes en el Cabalén de Alta Gracia.

TN Clase 3

Comentarios