Edición Impresa
Viernes 15 de Julio de 2011

El Planetario se renueva con una propuesta que une ciencia y arte

El nuevo director, Guillermo Ríos, anticipa que para el año que viene será el complejo el que visite a las escuelas

El Complejo Astronómico Municipal pretende tener una mayor participación puertas afuera de la institución a través de una proyecto educativo integral que ligue el arte, la ciencia y la tecnología. Para ello su nuevo director, Guillermo Ríos, plantea que no sólo las escuelas vengan al complejo del parque Urquiza, sino también que éste pueda salir hacia todos los establecimientos educativos.

Licenciado en ciencias de la educación y magíster en ciencias sociales, Ríos dialogó con La Capital y explicó que en el Complejo del parque Urquiza conviven tres espacios: “El Museo Experimental de Ciencias, donde el programa hacia las escuelas se relaciona con pequeñas experiencias científicas (como magnetismo, energía), una muestra sobre teoría de la relatividad, donde uno se va sensibilizando y acercando al pensamiento científico, mientras que por otro lado tenemos la sala Planetario, donde se trabaja el lenguaje ligado a la observación astronómica, es decir las constelaciones, el sistema solar, etcétera (y al que el año pasado visitaron 845 escuelas). También conforma este complejo la parte de observación lunar y estelar, en el Observatorio”.

Ciencia y arte. Cuando se lo consulta sobre cuáles son los cambios que como pedagogo plantea para el Planetario,  destaca: “El proyecto que presenté para acceder a la dirección tiene que ver con ligar el arte, la ciencia y la tecnología. Sacar la representación de la ciencia como algo duro y poder realizar experiencias de otro tipo, además de ligar este espacio a una cuestión más cultural y pedagógica”.

Un mayor anclaje pedagógico es clave en la gestión de esta nueva administración. Entonces, ¿qué se pretende modificar respecto de los contenidos que se ofrecerán a las escuelas? “La atención en este semestre a las escuelas —responde Ríos— va a seguir con la lógica que veníamos teniendo. Mi proyecto es ampliar este servicio. Las escuelas vienen hoy al Museo Experimental a una visita guiada, a las funciones del planetario y a hacer observaciones. Nuestra idea es armar un plan educativo integral y para eso estamos impulsando un proyecto que se denomina Valijas Científicas, cuyo eje es que seamos nosotros quienes vamos a las escuelas. Es decir, que no sólo las escuelas vengan a acá sino ampliar la oferta”.

Sobre el proyecto de las Valijas Científicas, Ríos explica que “está ligado a un telescopio que puede ser pedido por las escuelas, que nuestra institución también pueda salir. Tiene que ver con unir el adentro y el afuera, que no sea una cosa cerrada”. Y agrega que esta iniciativa se relaciona con el concepto de pedagogía urbana.

Más actividades. “Hoy, cuando hablamos de ciencia y experimentación, no pasa sólo por el museo, sino por la robótica, porque tengamos una sala digital donde hagamos un trabajo de observación del cielo y de las constelaciones a través de programas interactivos, pasa con el cruce con la literatura, etc. Estamos preparando algunos eventos relacionados con la ciencia ficción y hay muchas ideas más”, dice el director del Planetario con respecto a nuevos servicios desde la institución hacia las escuelas.

También destacó que se está repensando todo el programa escolar para darle un contenido pedagógico más fuerte. “Para eso va a haber una persona que se encargará de armar una narrativa especial, un material de divulgación científica para que las escuelas puedan tenerlo y trabajar con ella. También estamos trabajando en el rearmado de la página digital, porque la queremos más interactiva, con un espacio donde podamos decirles a los docentes y alumnos que vengan a hacer la tarea con nosotros. O si el maestro quiere diseñar alguna actividad en particular lo podemos hacer a través de la web”, indica.

El educador resalta que el desarrollo completo de este proyecto está pensado para el año próximo. “Ahora estamos en la etapa de evaluación de lo que hay y potenciando lo que nos parece interesante. Por ejemplo, el 3 de agosto comienza un taller de fotografía astronómica, destinado a público en general pero estaría muy bueno que los maestros vengan a tomar este curso, que es gratuito (será para las escuelas desde el año proximo). Aprenderán nociones básicas de fotografía, de sistemas, de observación y a la vez de revelado. Y habrá un taller para aprender a hacer observaciones a través del telescopio”.

Por otro lado, Ríos plantea que “en las currículas el tema de la astronomía no está como espacio propio en ningún lado, pero sí disperso.  Sin embargo son espacios muy importantes para potenciar estos contenidos que se pueden desarrollar en las escuelas”.

Público en general. No sólo las escuelas están contempladas en el nuevo proyecto. “Estamos armando la programación hasta fin de año para el público en general. Una de ellas es un ciclo de ciencia ficción junto al Centro Audiovisual Rosario (CAR). Tenemos la sala con capacidad para 150 personas y vamos a aprovechar ese espacio para cruzar la ciencia ficción con la literatura, exhibiendo cortos. Después queremos hacer un evento en el parque con música y proyección sobre la cúpula del planetario”, anticipa. Y además está pensado, a partir de una invitación del Ente Turístico Rosario (Etur), realizar una serie de observaciones con los telescopios de la institución en el Bosque de los Constituyentes, con motivo de cumplirse el mes próximo el 20º aniversario de la habilitación de ese predio.

Comentarios