Ovación
Martes 26 de Julio de 2016

El pelotón auriazul pondrá segunda en Arroyo Seco

Como todavía hay muchísimo margen para el inicio del torneo, el cuerpo técnico de Central se toma cada entrenamiento sin esa fuerte presión de saber que debe correr contra el reloj.

Como todavía hay muchísimo margen para el inicio del torneo, el cuerpo técnico de Central se toma cada entrenamiento sin esa fuerte presión de saber que debe correr contra el reloj. Tanto es así que hoy volverá a mover al pelotón auriazul en el country de Arroyo Seco sabiendo que puede variar la rutina ante la menor duda o eventualidad. Otro dato es que el grueso no acusa molestias y espera también ansioso el debut de la superliga, que por el momento se juega más en los escritorios que dentro de un campo de juego.

El plantel se reencontró ayer luego de tres días de licencia. La vuelta fue a puertas cerradas pero no arrojó grandes novedades. De hecho, lo más llamativo fue que la idea inicial era realizar un rato de fútbol para ir aflojando las piernas debido a que los jugadores vienen de dejar atrás la parte física más dura de la pretemporada. No obstante, la lluvia condicionó el itinerario y obligó al Chacho Coudet a dar un golpe de timón en medio de la jornada.

Fue así que el plantel se dividió. Un grupo debió hacer pasadas de 400 metros, mientras que otro de mil ante la atenta mirada de todo el cuerpo técnico, que no deja detalle al azar. A su vez, el grupo también cumplió con una pasada obliga por el gimnasio, donde la rutina consistió en trabajar tanto el tren inferior como superior. Con respecto a los que venían haciendo algunas pautas diferentes, tanto los casos de Cetto y Delgado, ambos se mueven sin problemas.

Comentarios