Selección argentina
Miércoles 05 de Octubre de 2016

El Patón Bauza se mueve en la bella Lima como en el patio de su casa

El Patón conoce al dedillo esta ciudad donde dejó una gran huella en el 2004/05, cuando se coronó con Cristal.

De no ser porque tiene puesto el buzo de entrenador de la selección nacional, Edgardo Bauza tranquilamente podría haber oficiado de guía turístico del plantel argentino durante la estadía en Lima. Es que cada movimiento que realiza el Patón en esta ciudad tiene puntos de contacto con lo que vivió entre 2004 y 2005, años en que dirigió y logró el torneo Apertura con Sporting Cristal.

De ahí que para Bauza la charla intimista con los empleados del hotel Westin, búnker en el que está hospedada la selección argentina a la espera del partido de mañana contra Perú, ya forma parte de la cotidianidad. Tampoco extraña verlo conocer cada recoveco del estadio Alberto Gallardo del Sporting Cristal, ubicado en el distrito de San Martín de Porres. Está claro que no fue casualidad que eligiera ese lugar para cumplir con todos los entrenamientos que realizó el plantel nacional desde que se instaló en Lima. Es que el entrenador albiceleste conoce como la palma de su mano esta metrópoli en la que las huellas del pasado conviven con total naturalidad con el ritmo cosmopolita que la domina.

Nada le resulta sorprendente al Patón. Todo lo que ve está junado desde hace años. Hasta tiene en el radar el estado de los campos de juego donde practican los jugadores. Según cuenta el propio Bauza todavía conserva gente que lo asesora en ese aspecto de su paso por el club peruano. Por eso ayer, antes de que arrancara el entrenamiento vespertino, fue distinguido con una plaqueta que le entregó el gerente de Sporting Cristal, Carlos Benavides, en reconocimiento a la labor que realizó cuando condujo a la entidad y al título que le dio a la institución.

Bauza agradeció el gesto y se prestó gustoso para el ritual de una foto junto al dirigente, que luego se viralizó por las redes sociales y también fue posteada por la cuenta de Twitter de la AFA: "Sporting Cristal fue un paso muy significativo para mi carrera. Pasé muy gratos momentos y pude lograr un título. Le tengo un gran cariño al club", respondió Bauza cuando le preguntaron sobre el significado de esta premiación ahora que es el técnico de la selección argentina.

Tan a gusto se siente Bauza en esta ciudad que no tiene ni ganas de hacerse el misterioso con la formación argentina. A casi dos días del partido, en el ensayo de ayer terminó de encastrar las piezas que le faltaban. Decidió que Paulo Dybala sea el reemplazante del lesionado Lionel Messi y que Matías Kranevitter juegue por el desgarrado Biglia (ver página 6).

La atípica excursión argentina en esta fecha de visitante de eliminatoria no empezó en Argentina como suele ocurrir sino en la misma Lima. Claro, su conductor conoce cada revoceco como la palma de su mano. Como sentirse en casa.

Comentarios