Edición Impresa
Sábado 19 de Mayo de 2012

El pasado que no se puede eludir

Si digo que recuerdo el nombre de todas mis maestras de la escuela primaria, incluida mi madre, con quién aprendí a "leer y escribir" —así se decía entonces, allá lejos y hace tiempo— es posible que cueste creerlo. Mamá, Lilia Sobrero Copes de Decorte, Catalina Ponce de Notario, Benjamina Mares de Tojo, Italia Pusseto de Novaira y Elsa Borletto, que la reemplazó durante tres meses, en sexto grado, merecen este homenaje que les dedico después de tantos años.

No podría ser crítico de los jóvenes, por razones cuasi obvias; pero el retorno a los antiguos hábitos, de respeto y puesta de límites, desde lo socio intelectual, no les vendría mal. La inmediatez del tiempo, la premura con la que nos manejamos todos, chicos y grandes, la impertinencia de cierta tecnología contemporánea, con todo lo bueno que tiene, nos pone en vilo a los viejos maestros y a los no tan viejos, también.

Para no eludir. La trasmisión histórica del pasado, mediato o inmediato, es algo que la educación contemporánea no debe eludir. Es historia viva y hasta cotidiana, circunstancial, que la educación debiera considerar, sin prisa pero sin pausa. Tal vez suene a cosa baladí, lo que digo, pero no puedo evitarlo. Creo que la reforma de los planes de estudios, también llamados currículum académico, tal como viene aconteciendo en algunas provincias, no puede hacerse por pedazos.

Tanto los maestros y profesores, cuanto los alumnos, tienen que saber cómo empieza y como acaba el recorrido que deben hacer. Nada de pedazos; ya lo registró el viejo positivismo que tuvo la virtud de superar a la antigua escolástica —aquella que ponía el acento en el tradicionalismo, las formalidades y la logomaquia— mediante su reverdecimiento del "principio, medio y fin", todavía vigente; mal que nos pese, en todos los niveles del sistema. Todavía recuerdo el concepto de considerar "una buena clase; bien dada" como querían las viejas "inspectoras de escuela", que hoy llamamos cautelosamente "supervisoras".

Comentarios