Papa Francisco
Sábado 17 de Septiembre de 2016

El Papa visitó a recién nacidos y a enfermos terminales en Roma

En la novena edición del "viernes de la misericordia" en el que cada mes hace visitas sorpresa durante el Año Santo, desde el 8 de diciembre pasado, el Papa Francisco visitó a doce chicos recién nacidos internados por diversas patologías y a un hogar para enfermos terminales como forma de ratificar su "apoyo a la vida".

En la novena edición del "viernes de la misericordia" en el que cada mes hace visitas sorpresa durante el Año Santo, desde el 8 de diciembre pasado, el Papa Francisco visitó a doce chicos recién nacidos internados por diversas patologías y a un hogar para enfermos terminales como forma de ratificar su "apoyo a la vida".

El Pontífice recorrió ayer a la tarde la sala del Hospital San Giovanni de Roma en la que se encuentran internados los niños de los que cinco (dos de ellos gemelos) "están muy graves e entubados", informó la Santa Sede.

Francisco "tuvo como todos que ponerse el barbijo y acatar todas las precauciones higiénicas para respetar los ambientes asépticos", se precisó mientras que las primeras fotos difundidas por el sitio oficial del Jubileo de la Misericordia muestran al Santo Padre con un delantal verde típico de enfermero.

Francisco terminó la visita "saludando a todos los padres presentes, dándoles su consuelo y ánimo".

Tras visitar el hospital pediátrico, el Pontífice visitó a 30 pacientes terminales en el hospital Villa Speranza de la capital italiana, siempre en el marco de la iniciativa con la que este viernes deseó "dar un gesto fuerte de la importancia de la vida, desde su primer instante hasta la muerte natural", agregó el Vaticano.

Allí saludó "uno por uno" a los enfermos, que vivieron la tarde "con intensa emoción entre lágrimas y sonrisas de alegría".

Como parte de la iniciativa de los "viernes de la misericordia", en enero el Papa visitó una casa para ancianos y enfermos en estado vegetativo; en febrero una comunidad para drogadependientes; en marzo un centro de acogida para refugiados y en abril viajó a la isla griega de Lesbos para acercarse a los migrantes.

En mayo, en tanto, visitó la comunidad Chicco para personas con problemas mentales; en junio a dos comunidades de sacerdotes ancianos; en julio rezó en silencio en el campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau y en agosto se encontró con un grupo de mujeres víctimas de la trata de personas recuperadas de la prostitución.

Comentarios