El Mundo
Martes 10 de Mayo de 2016

El Papa manda al canciller del Vaticano a Venezuela

Es el segundo gesto de Francisco, luego de que enviara una carta personal a Maduro. Preocupación por la situación venezolana.

El Papa Francisco ya había manifestado su preocupación por Venezuela mediante una carta privada enviada al presidente Nicolás Maduro a principios de mayo. Ahora, el Secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, cargo equivalente a canciller, monseñor Paul Richard Gallagher, viajará el 24 de mayo a Venezuela para dialogar con las partes en conflicto, confirmaron ayer en la Santa Sede.

Pero "no se trata de una misión diplomática, no ha sido enviado por el Papa Francisco. Asistirá a la ordenación episcopal del nuevo nuncio en Congo, el venezolano Francisco Escalante Molina", precisó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi. Pero es más que evidente que más allá de los aspectos protocolares, la presencia del jefe de las Relaciones Exteriores vaticanas en este momento de crisis aguda en Venezuela no es una decisión tomada por el motivo que invoca Lombardi. "No tiene previsto un encuentro con el presidente Nicolás Maduro. Pero naturalmente tendrá contactos con autoridades", agregó Lombardi.

Por su parte, el número dos de la Santa Sede, el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, reconoció el domingo a la prensa al margen de un acto oficial, que "la situación venezolana es muy difícil, preocupante". "Hay una necesidad de buena voluntad para encontrar vías de diálogo, que es la única solución al problema", aseguró Parolin, quien fue nuncio en Caracas durante la tercera presidencia de Hugo Chávez. El viaje del diplomático del Vaticano "podría ser la ocasión para cualquier diálogo", admitió Parolin.

A inicios de mayo, Francisco, preocupado por la situación política y social en Venezuela, envió una "carta personal" al presidente Maduro, cuyo contenido no se conoció. En varias ocasiones el Papa argentino ha instado a los venezolanos al "respeto recíproco" y al "diálogo". En Venezuela crece la polarización porque el gobierno chavista causó con su política económica una grave crisis, con escasez crónica de productos básicos y ataques del Estado y grupos parapoliciales a los opositores. El arresto y condena de importantes líderes opositores, las protestas violentas de 2014 y el triunfo arrollador de la oposición en las elecciones legislativas del año pasado agudizaron aún más un conflicto que ya se había planteado en vida de Hugo Chávez.

Comisión pontificia. La Pontificia Comisión para América Latina hizo un análisis de la situación en Venezuela. Plantea la posición de la Iglesia ante lo que califica de "la peor crisis de la era republicana", con "una inflación del más del 700 por ciento". Remarca que "no se conocen los contenidos de la misiva del Papa ni los pormenores de este gesto, muy importante en cualquier caso, pero el contexto es conocido por todos: el de la situación de profunda crisis política, económica y social que vive Venezuela", sostiene el documento. "Paradójicamente el gobierno venezolano acaba de anunciar otro aumento salarial, pero aún con ello, el sueldo mínimo no alcanza para cubrir la tercera parte de la canasta familiar", agrega la comisión, que critica que "en el campo político son muy altos los niveles de polarización entre el gobierno y la mayoría opositora del Parlamento, situación que se ha agudizado aún más con la convocatoria nacional a un referendo revocatorio, que sólo en dos días logró recolectar más de dos millones y medio de firmas".

El pasado miércoles, Parolin recibió al padre del encarcelado dirigente venezolano Leopoldo López, Leopoldo López Gil, quien antes había saludado al Papa durante la audiencia general en plaza San Pedro. En su carta, el Papa pide a Maduro que establezca con "urgencia" un canal de diálogo con la oposición, centrado en "las coincidencias" que tengan, según fuentes vaticanas que cita Télam. "Espero que el diálogo que se está proponiendo en Venezuela sea un diálogo verdadero y sincero y que no se aproveche para hacer un engaño más al pueblo venezolano", declaró a la prensa Leopoldo López Gil, luego de saludar al Papa en la plaza San Pedro. Pero la propuesta de organizar un diálogo entre oposición y gobierno tiene malos antecedentes en Venezuela. Luego de la ola de protestas violentas de 2014, la Unasur logró que se realizaran rondas formales de diálogo, pero estos no condujeron a nada.

Comentarios