Mauricio Macri
Sábado 10 de Septiembre de 2016

El Papa Francisco quiere que se juegue un nuevo Partido por la Paz en Roma

El Papa dio el visto bueno a la iniciativa de la fundación Scholas Ocurrentes. Intervendrán figuras de las principales potencias futbolísticas.

En una conferencia de prensa a la que asistieron Diego Perotti, Juan Manuel Iturbe y Leandro Paredes, jugadores argentinos de la Roma, y de Lucas Biglia, Danilo Cataldi y Alessandro Murgia, de la Lazio, la fundación pontificia Scholas Ocurrentes anunció ayer que, por iniciativa del Papa Francisco, el próximo 12 de octubre se jugará en el Estadio Olímpico de Roma un segundo partido por la paz.

   El partido fue anunciado en la sede de Radio Vaticano por uno de los directores de Scholas, José María del Corral, y el canciller de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, monseñor Sánchez Sorondo.

   Bautizado Unidos por la paz, como sucedió en el primer partido de este tipo, que se jugó el 1 de septiembre de 2014 siempre en el Olímpico de Roma, el encuentro contará con la asistencia de grandes nombres del fútbol del presente y del pasado, como Hernán Crespo, Ronaldinho y Roberto Carlos.

   Jugarán asimismo futbolistas de renombre judíos, musulmanes y cristianos. De hecho, en un video que fue mostrado en la sede de la Radio Vaticana, la iniciativa del Papa fue respaldada por el jugador Eran Zahevi, del Maccabi de Tel Aviv y de la selección de Israel, por los españoles Fernando Torres e Iker Casillas y el jugador de la selección de Malí, Frederic Kanocjte, entre otros.

   "Quiero sumarme nuevamente al llamado a la paz del Papa Francisco y apoyar con todo mi corazón el segundo partido de la paz", dijo en el mismo video Javier Mascherano, jugador del Barcelona y de la selección argentina.

   Lo recaudado en el evento servirá para ayudar a la población de Amatrice, el pueblo más castigado por el terremoto del 24 de agosto pasado que sacudió el centro de Italia y causó la muerte de más de 250 personas.

   A diferencia del primer partido, organizado por la Fundación Pupi, de Javier Zanetti y Scholas Ocurrentes, este vez, junto a Scholas Ocurrentes también se sumaron las organizaciones italianas Unitalsi, Csi y Amlib.

Equipo. "Hay que saber aprender a trabajar en equipo y al Papa le pareció muy bien que se sumaran los organismos italianos", dijo José María del Corral.

   "El partido es un deseo muy fuerte del Papa, que lo tiene en el centro de su corazón", dijo, por su parte Sánchez Sorondo, vicepresidente de Scholas Ocurrentes.

   "El Papa convocó a los jugadores para ayudarlo para la paz, que es el bien más importante de todas las sociedades y el mundo. El Papa está preocupado por esa tercera guerra mundial en pedazos que hay actualmente y los jugadores pueden ser ejemplos. La Paz hay que construirla todos los días con hechos y eventos", agregó Sánchez Sorondo.

   "El fútbol es el deporte más admirado, tenemos que aprovechar nuestro rol: la paz es lo más importante y para nosotros este partido será más importante de los que jugamos los domingos y que valen tres puntos", dijo Diego Perotti. Biglia, en tanto, al margen de asegurar que su objetivo será "una cancha llena", admitió que "para nosotros tener un Papa argentino es un plus".

   Del Corral destacó la importancia del gesto de Francisco de avalar este segundo partido de la paz, luego del malentendido que hubo en junio pasado tras una donación del gobierno del presidente Mauricio Macri que fue devuelta por orden de Francisco.

   La cuestión disparó la suspensión de un Partido por la Paz que iba a jugarse en la ciudad de La Plata en ocasión del Bicentenario.

   Más allá de las controversias, el presidente de Scholas selló un acuerdo con el ministerio de Educación de Paraguay, por el que aplicarán la metodología de Scholas en la jornada extendida escolar de los colegios públicos de ese país.

   La iniciativa tendrá el mismo eco en el Estado mexicano de Guerrero, donde pronto desembarcará el programa FutVal, de fútbol con valores, puesto en marcha por la fundación, que está convencida de que "el fútbol es el instrumento de integración por excelencia".

   En ese marco, se concretaron otros dos acuerdos, uno con el gobierno del Estado de San Pablo, en Brasil, para que vivan una primera experiencia Scholas alumnos de escuelas acomodadas y de las favelas más pobres, y otro con el gobierno de Colombia para ayudar a los chicos a transitar el acuerdo de paz firmado por el presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

"Este es el momento oportuno para construir esta experiencia de paz en Colombia, más allá de firmarla", aseguró en Roma Del Corral.


Comentarios