Política
Sábado 14 de Mayo de 2016

El Papa Francisco confirmó que "nunca" se enteró de la fundadora del comedor Los Piletones

"Todo fue un gran malentendido porque el Papa nunca supo nada de que Margarita había ido", confirmó el sacerdote de Buenos Aires.

El Papa Francisco aclaró ayer que nunca estuvo al tanto de la visita de Margarita Barrientos al Vaticano, según le confió al sacerdote de Buenos Aires Fabián Báez en una conversación telefónica que mantuvieron ayer.

    "Hablamos hace un rato y, ante mi consulta, me dijo que nunca supo que Margarita había estado en el Vaticano. La visita se produjo semanas después de su llegada a la Santa Sede y cuando todavía ni siquiera conocía cómo era el protocolo de saludos" en las audiencias públicas de los miércoles, contó Báez.

   El sacerdote, que es párroco en Villa Urquiza y se hizo conocido públicamente cuando Francisco lo subió al papamóvil en una de sus recorridas por la Plaza San Pedro, afirmó que "todo fue un gran malentendido porque el Papa nunca supo nada de que Margarita había ido".

   El padre Fabián fue seminarista de la catedral metropolitana a finales de la década del 90, cuando las Madres de Plaza de Mayo de Hebe de Bonafini tomaron el templo en el transcurso de una Semana Santa.

   "En ese momento, el entonces arzobispo de Buenos Aires nos pidió a los seminaristas que les ofreciéramos a las Madres lo que necesitaban y nos dijo esta frase: «Ante una madre a la que le mataron el hijo, me pongo de rodillas, no le pregunto nada»", recordó.

   En la conversación telefónica, el sacerdote le recordó al papa Francisco aquellas palabras, que hoy sirven para entender el espíritu del encuentro que mantendrán Bonafini y el Papa el 27 de mayo próximo, en el Vaticano.

   Por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, rechazó que haya hablado con Francisco sobre Barrientos, quien denunció que el Santo Padre no quiso recibirla "por razones políticas", y sostuvo que se trata de "una novela absurda".

   "¿Quién puede pensar que una persona como yo puede hacer una cosa así, con una persona que no conozco, como es Barrientos, y que puedo tener el poder de decirle al Papa que no la reciba?", dijo Carlotto, en alusión a la visita al Vaticano en la misma jornada que la encargada del comedor comunitario Los Piletones, en 2013.

   Para la dirigente, las versiones en ese sentido forman parte de "una novela absurda" producto de "una imaginación febril" y rechazó cualquier vínculo hecho relatado por Barrientos.

   Carlotto advirtió, además, que "hay que preguntarse por qué" la líder de Los Piletones (que simpatiza con el gobierno nacional) "dice esto en este momento".

   "Si estas cosas son con mala intención, no benefician, perjudican. Y si es por ignorancia o porque le han dicho y lo creyó, que venga a hablar conmigo", manifestó.

   La titular de Abuelas afirmó que sabe que Barrientos "hace una obra muy buena, de darle de comer a tanta gente, y es una persona muy humilde", pero resaltó que en sus "40 años de lucha" al frente de la asociación no la conoció "nunca".

   Luego de que la dirigente social que maneja el comedor del barrio porteño de Villa Soldati opinara que el Sumo Pontífice no la recibió "por cuestiones políticas", Carlotto señaló que "no" cree que "la Guardia Suiza saque a los empujones a nadie porque es gente que protege al Papa, con cultura y con formas".

Comentarios