Política
Lunes 16 de Mayo de 2016

El Papa dijo que no tiene más que misericordia con Bonafini

En una charla telefónica con un amigo argentino, Francisco le explicó que "no le puede cerrar la puerta a una mujer a la que le mataron a los hijos".

Tras la confirmación de que el Papa recibirá en el Vaticano a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en próximo 27 —lo que generó una encendida polémica—, ayer trascendió una charla telefónica que Jorge Bergoglio mantuvo con un amigo en Argentina a quien le dijo que tiene misericordia por ella "porque le mataron a los hijos" durante la dictadura y que no puede "cerrarle la puerta" a una mujer que atravesó su situación.

Según reveló el diario Clarín, Francisco le dijo al profesor Luis Liberman, director de la cátedra del Diálogo y Cultura del Encuentro inspirada por el Pontífice, que sabe "bien quién es" Bonafini y relativizó el uso que le pueda dar al encuentro. "No es mi problema", afirmó. "Yo por Bonafini no tengo más que misericordia, porque a la mujer le mataron a los hijos", sostuvo. Y agregó. "A una mujer así no le cierro la puerta. Lo que veo allí es el dolor de una madre".

En la misma charla, Bergoglio habló con su amigo de lo que se generó cuando Margarita Barrientos, fundadora del comedor Los Piletones, contó que hace tres años viajó a El Vaticano para verlo y él no la recibió. "Nunca supe que Barrientos, a quien aprecio, estuvo acá", ratificó. Además, lamentó quedar en medio de polémicas de ese tenor, y le dijo a Liberman que él se desempeña como "líder espiritual" no como un operador político.

El encuentro entre Francisco y Bonafini, acérrima defensora de la gestión de Cristina Kirchner y uno de los dirigentes K que supo mostrarse más crítica del Pontífice, será poco tiempo después de la fría reunión con el presidente Mauricio Macri en la Santa Sede.

Precisamente ayer Bonafini destacó que Bergoglio "se transformó en Francisco para bien de la humanidad" y remarcó que para ella será un "honor enorme" ser recibida en la Santa Sede, en tanto que prefirió no anticipar los ejes de la charla ni los pedidos que le hará llegar a Francisco durante la audiencia.

"No voy a contar. Si la audiencia es privada, va a ser todo privado", afirmó, aunque aclaró que si el Papa le "da permiso" para ventilar parte del contenido de la conversación, procederá a hacerlo.

Comentarios