Martes 31 de Enero de 2017

El padre de la joven atacada por el anestesista contó como la "molió a palos"

"Nunca pensamos que nos iba a pasar una cosa como esta, a mi hija, que está inflada a piñas", reveló.

El padre de la joven de 21 años que fue atacada a golpes en un departamento del Barrio Norte porteño aseguró que el agresor "la molió a palos" y que el cuerpo le quedó "inflado" tras el episodio.
"Nunca pensamos que nos iba a pasar una cosa como esta, a mi hija, que está inflada a piñas, la molió a palos", se lamentó Rubén, el padre de María Eugenia Belén Torres (21), que fue internada en el Hospital Rivadavia tras la golpiza por la que fue detenido el médico anestesista Gerardo Ismael Biliris (27).
El hombre señaló que esta tarde su hija "está consciente" y que se encuentra "fuera de peligro" y "muy bien atendida" por los médicos del mencionado centro asistencial.
Además, explicó que Biliris "la contrató para trabajar hacía veinte días" y que la joven "iba todas las tardes a su departamento para pasar las planillas que él hacía en su trabajo a la computadora", para después "convertirlo en boletas y cobrarlas".
"Le pagaba un sueldo de siete mil pesos por mes, y el diez por ciento de todo lo que se cobraba de los trabajos", precisó.
En relación a las circunstancias en las que ocurrió la golpiza, Rubén comentó que hasta esta tarde no le habían confirmado "si consumió drogas o no", pero acusó al atacante de su hija de haber consumido antes de golpearla.
"Es un profesional, no es un tipo ignorante, pero gracias a la droga nos están pasando todas estas cosas", dijo.

Comentarios