la_region
Viernes 16 de Septiembre de 2016

El padre de Chiara Páez volvió a reclamar justicia

Fue convocado, junto al papá de Dayana Capaccio, al Concejo Municipal de Rosario para analizar el femicidio y su problemática.

Los padres de las víctimas de femicidio Chiara Páez y Dayana Capaccio fueron recibidos ayer en el Concejo Municipal de Rosario por las edilas Norma López y Celeste Lepratti para analizar la crítica situación en cuanto a este tipo de delito, que ya se perpetró 24 veces en lo que va del año en la provincia de Santa Fe, según informaron.

Fabio Páez, papá de Chiara, la víctima de femicidio en Rufino hace poco más de un año, que desatara el #NiUnaMenos, junto su abogado Jorge Díaz, y Hugo Capaccio, padre de Dayana, se reunieron con las edilas rosarinas debido a que "la violencia sigue creciendo, motivo por el cual estamos trabajando para que la sociedad comprenda lo que está ocurriendo y la magnitud de la violencia y se obtenga el compromiso con la prevención", apuntó Norma López. Por su parte, la concejala Celeste Lepratti subrayó que "seguimos trabajando e insistiendo que la cuestión de los femicidios debería tener otro lugar en la agenda política".

Páez, quien reside en Mendoza con sus otros dos hijos, señaló que tuvo que irse de Rufino después del crimen de su hija "porque no soy un asesino, pero sí un ser humano al que le corre sangre por las venas, y tengo miedo de encontrarme con los responsables de la muerte de Chiara en la calle".

Sobre la situación actual de la causa, detalló que "sigue adelante; al menor le dictaron la responsabilidad del hecho y resta que se le dicte la sentencia", pero "el fiscal de Menores apeló en la causa y pidió el agravamiento por el vínculo —era el novio de Chiara—, y está concluyendo el trámite del menor, por lo que esperamos que haya una resolución en poco tiempo".

No obstante, Páez planteó que "los cuatro mayores que estaban en la casa en el momento del crimen, desgraciadamente, están libres", pese a que "está comprobado que el victimario no pudo haber hecho solo lo que hizo; esto es, el asesinato y el arrastre del cuerpo, por lo que no tengo duda que participaron del acto criminal". En ese sentido, insistió en que "para mi, el padrastro y la madre participaron del hecho.

En ese sentido, el abogado Díaz remarcó que "los mayores tuvieron dictada prisión preventiva, la que fue apelada, y el magistrado de primera instancia la sostuvo, encontrando evidencias y justificando la prisión preventiva y pidió prisión". Añadió que "eso fue apelado por la defensa de los mayores y el trámite judicial se derivó a la Cámara de Venado Tuerto, donde el doctor Fernando Vidal resolvió revocar la prisión preventiva y dejarlos libres. Actualmente continúan con la figura de procesado junto a la madre del principal imputado, el abuelo y la abuela", acotó. El letrado aseguró que "toda Rufino no está satisfecha con esa decisión judicial, ya que es un dolor de toda la comunidad, en razón de llevarse la investigación de una manera lenta".

Dayana, que tenía 17 años, en 2012 fue apuñalada por su novio que intentó hacer desaparecer el cuerpo incinerándolo en un descampado de General Lagos. Su padre, Hugo Capaccio, dijo ayer que "se vive el dolor por el cual hemos sido atravesados. No nos conformamos, sólo con encontrar justicia, sino que pretendemos colaborar para que esto no le ocurra a otros padres que sufran el dolor que nosotros sentimos, que es desgarrante".

"Hay que bajar los índices. La única forma que esto cambie es que cambie la Justicia y que personas comprometidas con el poder político exijan que hay a mejorar las leyes, las que son grises, no son claras ni negras. Hay demasiadas leyes que brindan el beneficio de la duda y siempre favorecen al asesino, al violento y pasamos de ser victimas a victimarios. Las investigaciones siempre empiezan por el circuito íntimo. Cuando encontrás al asesino de tu hija, a metros del cuerpo sin vida de tu hija, en el medio del monte prendida fuego y luego hacen un allanamiento a tu casa, ello no tiene lógica. Uno se siente desprotegido y sin asesoramiento ni acompañamiento y a la deriva", concluyó Capaccio.

También participó del encuentro Liliana Leyes, secretaria de Género de la CTA Santa Fe y componente del Movimiento de Mujeres, subrayó que "la sociedad necesita esclarecer este tipo de situaciones para que la justicia sea considerada transparente".

Norma López advirtió que en lo que va del año ya se cometieron 24 femicidios en la provincia de Santa Fe y recordó que "el año pasado tuvimos 31 casos, la violencia sigue creciendo", por eso es necesario que "la sociedad comprenda la magnitud de la violencia de género".

Comentarios