Cartas de lectores
Miércoles 12 de Octubre de 2016

El oficio de escribir

Creo que ser escritor es el oficio más frustrante del mundo. Hemingway decía que si uno decide ser escritor debería ir y colgarse porque escribir bien es endemoniadamente difícil.

Creo que ser escritor es el oficio más frustrante del mundo. Hemingway decía que si uno decide ser escritor debería ir y colgarse porque escribir bien es endemoniadamente difícil. A esta altura de mi vida coincido con él. Uno escribe como un perro día tras día y al mirar el horizonte hay un muro enorme que tiene pintando en aerosol: "Seguí participando". Publicar sigue siendo una tarea imposible. Uno termina pensando que la obra de uno es miserable, pero después uno ve que a grandes escritores les pasa lo mismo. Y pecaré de resentido pero hay tanto mediocre que trasciende. Cuando la desesperanza me abruma pienso que Jack London fue rechazado por años, Onetti y Salinger también, que antes de "Cien años de soledad" a García Márquez lo conocía un puñado de amigos; y que al maestro John Kennedy Toole la necedad de los editores le costó su suicidio. No voy a dejar de escribir porque no puedo, es mi síntoma preferido. Seguiré participando, mandando mails a editores, intentando ganar algún concurso. Si no fuera porque la literatura me dejó miles de amigos, y que después de jugar con mis hijos, escribir y leer es el placer más grande del mundo, me retiraría. Ya caerá la bola en mi número y tal vez yo mire para otro lado. Se verá.

Sebastián Rogelio Ocampo / DNI 26.002.307

Comentarios