La ciudad
Viernes 19 de Agosto de 2016

El oficialismo negó problemas en las frecuencias de los colectivos urbanos

Salió al cruce de un informe elaborado por el Observatorio Social del Transporte, al que tildó de "tendencioso" y "fuera de contexto"

El concejal y presidente de la comisión de Servicios Públicos, Carlos Comi, rechazó ayer de plano las falencias detectadas en la frecuencia del transporte público de pasajeros, que fueron presentadas por el Observatorio Social del Transporte, integrado por su par justicialista Eduardo Toniolli.

El edil oficialista cuestionó hasta el método de relevamiento que analiza la calidad del sistema de transporte urbano en Rosario. "El informe presentado por el concejal Toniolli no está efectuado en el 100 por ciento de la flota, como tampoco en el 100 por ciento de los horarios de prestación. La muestra está tomada en una esquina en particular y ese es el recorte metodológico adoptado por el mismo", detalló.

En base al trabajo, Toniolli manifestó que existe un "faltante de unidades de algunas líneas en la calle, y los claros incumplimientos de las frecuencias publicitadas por el propio Ente de la Movilidad".

Tendencioso. Comi buscó desacreditar antes que nada el trabajo de su colega. "Evidentemente se trata de un trabajo con conclusiones tendenciosas que pretenden poner en relieve deficiencias en el sistema de transporte público de pasajeros, sacando de contexto datos oficiales", sostuvo.

"Se mezclan servicios de manera arbitraria, sin tener en cuenta que el sistema de transporte urbano de Rosario dispone de diferentes líneas y prestaciones y que cada una de ellas obedece a una lógica particular, considerando distintos factores; como ser la cantidad de servicios que pasan por el mismo lugar; la demanda de los mismos; los servicios asociados a factores particulares propios a cada barrio, que en algunos casos se adaptan a requerimientos o pedidos de vecinales", enumeró Comi.

Respecto al déficit denunciado por Toniolli en la línea 115 Aeropuerto, el edil del Frente Progresista dijo que su comparación con la Ronda del Centro "no obedece a un criterio válido con otros servicios, como el de la 122".

En cuanto al rango horario escogido por el concejal Toniolli (de 13 a 17), Comi señaló que "lejos de ser el horario pico, es uno de los rangos que presenta menor cantidad de viajes por parte de los usuarios, por lo tanto el intervalo entre unidades, tal como sucede en todas las ciudades del mundo, se desarrolla acorde a este factor".

Recordó que los horarios pico del transporte urbano en Rosario son a primera hora de la mañana (de 7 a 7.59); durante el mediodía (de 12 a 12.59) y a última hora de la tarde (de 17 a 17.59), siendo desde las 13 hasta las 17 el horario valle.

Comi aseguró que en el área central de la ciudad el intervalo entre unidades "es de 10 minutos", al tiempo que aclaró que "el intervalo entre unidades que plantea el pliego vigente es por línea, no por línea-ramal, por ello al analizar la frecuencia de los servicios se debe hacer tal como es planteado por pliego".

La medición de las frecuencias realizada por el Observatorio arrojó que la espera promedio, en hora pico y la zona del macrocentro rosarino, es de 14,4 minutos.

Al respecto, el edil dijo que el municipio cuenta con diferentes herramientas de control, como el Centro de Monitoreo de la Movilidad, "que monitorea la prestación de los servicios pautados en tiempo real y ante las faltas de servicio detectadas, se labran las actas de infracción correspondientes a cada una de las empresas".

Y por otro lado, a través de la Dirección de Fiscalización de Transporte, "en donde se realizan controles tanto del cumplimiento de los horarios como la prestación de los servicios, el estado de las unidades, el estado de las rampas, entre otros aspectos".

Comentarios