Patricia Bullrich
Domingo 11 de Septiembre de 2016

El oficialismo le baja el tono al cruce entre Bullrich y Gómez Centurión

El senador Pinedo dijo que ambos "tenían distinta información sobre un tema" y que no es "un problema de internas".

El oficialismo buscó ayer bajarle el tono a la polémica entre la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el suspendido director de la Aduana Juan José Gómez Centurión por los 250 kilos de seudoefedrina encontrados en un depósito de Ezeiza, al asegurar que "tenían distinta información".

Luego que el desplazado funcionario se presentara ante la Justicia federal el jueves para denunciar que tenía un dato sobre la existencia de esa efedrina y un día después Bullrich saliera a afirmar que la información la tenía desde mayo, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, dijo que detrás de esto no hay "un problema de internas", solo "tenían distinta información sobre un tema".

A diferencia de lo que afirmó ayer Bullrich, Gómez Centurión aseguró que "nunca" le "avisaron" de la existencia de los 250 kilos de seudoefedrina en un depósito aduanero de Ezeiza y tampoco le comunicaron que esa mercadería iba a ser destruida.

"¿No llama la atención que una semana antes de que enviaran el anónimo por el que me desplazaron yo me había reunido con ese juzgado para investigar juntos sobre el narcotráfico en la Aduana, y una semana después de ese anónimo, y tras cinco años de no hacer nada, ¡oh casualidad!, sale escondido ese material en el Boletín Oficial para destruirlo? Es significativo, ¿no?", planteó el suspendido funcionario.

Sin embargo, evitó confrontar con la ministra al expresar que no sabe "por qué Patricia (Bullrich) reaccionó así" y aseguró que solo se limitó "a informarle al juzgado" con el que venía colaborando y no llamó "a una conferencia de prensa, ni nada".

"A mí como director de la DGA (Dirección General de Aduana) nunca me indicaron que la categorizarían como rezago (a la efedrina hallada). ¿Y cómo lo hicieron? Publicándolo en el Boletín Oficial, cuando yo ya no estaba allí, escondida entre otras 500 mercaderías más. ¿Cómo se esconde un elefante? ¡Entre otros 100 elefantes! ¡Mejor aún si son 500 elefantes!", agregó.

Bullrich negó "enconos" con el ex titular de la Aduana, pero resaltó que "no" le gusta "cómo se están dando las cosas" porque desde el gobierno tienen que "estar todos agarrados de la mano y juntos" (en alusión al supuesto respaldo de Macri al ex militar desplazado).

Consultada sobre si el suspendido funcionario sabía de la presencia de la seudoefedrina en la Aduana de Ezeiza, respondió: "No sé, puede ser que la información no le haya llegado pero el director de la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria) me dijo que le había avisado y que él lo mandó a hablar con (Gustavo) Curatolo, responsable de la Aduana de Ezeiza".

Bullrich insistió que desde el gobierno se enteraron en mayo sobre la existencia de este precursor químico, cuando efectivos de la PSA se encontraron con alguien de la empresa TCA (Terminal de Cargas Argentina), que les dijo que en su galpón (donde la policía no puede entrar) había seudoefedrina abandonada".

Para Pinedo, la ministra y el ex funcionario "tenían distinta información" ya que "Bullrich decía que la Aduana sabía, pero Gómez Centurión, que entró hace unos meses, no sabía que en esos rezagos había efedrina". Pinedo "espera" que la discusión entre los funcionarios "no sea un tema de internas".

De la existencia de los barriles se supo el jueves, cuando Gómez Centurión se presentó en los Tribunales Federales porteños para declarar en la causa que instruye la jueza María Servini para investigar el tráfico de efedrina y el triple crimen de General Rodríguez.

Bullrich y otros funcionarios del Ministerio de Seguridad salieron al cruce de Gómez Centurión, al afirmar que el desplazado funcionario había sido notificado "por escrito" de la presencia de la seudoefedrina en un depósito de Ezeiza y por una motivo que desconocen "decidió no hacer la denuncia".

Comentarios