Política
Martes 18 de Octubre de 2016

El oficialismo acelera su avance sobre Gils Carbó

El oficialismo buscará dictaminar hoy en Diputados a favor de la reforma del Ministerio Público Fiscal, que recortará las facultades del procurador general y fijará un límite de cinco años al mandato, con la posibilidad de renovarlo por cinco adicionales pero sólo a propuesta del Ejecutivo.

El oficialismo buscará dictaminar hoy en Diputados a favor de la reforma del Ministerio Público Fiscal, que recortará las facultades del procurador general y fijará un límite de cinco años al mandato, con la posibilidad de renovarlo por cinco adicionales pero sólo a propuesta del Ejecutivo.

De ese modo, el gobierno lograría resolver un tema que lo desvela: poner fin a la continuidad de la actual procuradora general, Alejandra Gils Carbó, quien cumpliría cinco años al frente de ese organismo el 29 de agosto del 2017, fecha en que el presidente Mauricio Macri estaría facultado para denegarle un segundo mandato.

La iniciativa recibiría dictamen en el plenario de las comisiones de Justicia, Legislación Penal y Presupuesto y Hacienda, y estaría en condiciones de llegar al recinto el 26 de octubre próximo.

En el predictamen se prevé que, en caso de que comience un trámite para la remoción del cargo del procurador, la solicitud debe partir de Diputados y requerirá de la mayoría simple en ese cuerpo, para luego ser aprobada por mayoría especial de dos tercios en el Senado.

Hasta ahora, la remoción del procurador exigía mayoría especial en ambas cámaras, con lo cual la reforma facilitará, al menos, la iniciación del procedimiento del jury.

Las causales de remoción por mal desempeño detallados en el texto del predictamen incluyen, entre otros, la participación en "actividades partidarias", con lo cual el oficialismo se valdría de un fundamento para avanzar el el desplazamiento de Gils Carbó por su pertenencia a la agrupación Justicia Legítima, cercana al kirchnerismo.

El proyecto apunta a recortar las atribuciones al procurador general, no sólo acabando con el régimen vitalicio del cargo sino quitándole también la facultad de la que dispone en la actualidad de intervenir en los procesos de selección y remoción de fiscales, además de armar los concursos.

Comentarios