Edición Impresa
Martes 24 de Mayo de 2011

El nuevo paso del huracán Hermes

El liderazgo de Hermes Binner en una importante franja electoral volvió a quedar demostrada ayer al lograr imponer a Antonio Bonfatti como candidato a gobernador del Frente Progresista...

El liderazgo de Hermes Binner en una importante franja electoral volvió a quedar demostrada ayer al lograr imponer a Antonio Bonfatti como candidato a gobernador del Frente Progresista cuando, al inicio de la campaña, el postulante frentegrandista apenas arañaba el 7% de intención de voto. A su vez, el respingo que pegó la gestión nacional de Cristina Fernández de Kirchner se hizo notar también con la muy buena performance de Agustín Rossi en el frente justicialista. El vacío que dejó Carlos Reutemann (y la ausencia de opciones marcadas de centroderecha) fue inteligentemente cubierta por Miguel del Sel, quien pudo meterse en el tren delantero de la competencia.

La victoria de Bonfatti y el segundo lugar del radical Mario Barletta relegaron de manera sorpresiva al senador y presidente del Partido Socialista a nivel nacional, Rubén Giustiniani, quien a partir de ahora sufrirá seguramente un estruendoso pase de facturas por el oficialismo binnerista. Los militantes de Binner dedicaron igual energía en castigar con sus cánticos a Giustiniani que en pedir una candidatura presidencial del gobernador.

La división en dos grandes tajadas del voto socialista permitió que Barletta emparejara a Bonfatti en algunos departamentos de la provincia aunque, al final, el factor Rosario desniveló las proporciones a favor del ministro.

Rossi se adueñó con claridad de la interna adentro de la interna kirchnerista al superar a Rafael Bielsa en casi todos los distritos. Omar Perotti hizo una notable elección adueñándose de siete departamentos, aunque flaqueó en algunos distritos claves del sur.

Del Sel tuvo un primer acting sumamente auspicioso merced al mix que le proporcionó el debut de la boleta única. Casi sin aparato (y subiéndose a las tablas del teatro Broadway con el trío Midachi el mismo día de las elecciones) tuvo un guión parejo en toda la provincia.

Miguel Lifschitz tuvo otro Rosariazo al lograr imponer en la ciudad a Mónica Fein, despejando todas las dudas: la postulante del socialismo le ganó a Jorge Boasso en todas las seccionales.

Héctor Cavallero terminó también de consolidarse como la referencia del justicialismo en la ciudad derrotando claramente a Diego Giuliano, quien no pudo imponer su prédica de renovación peronista. Hay aquí un parangón entre Fein y el líder del PPS: Cavallero le ganó a Giuliano en todas las seccionales.

Mención especial para la extraordinaria cosecha de María Eugenia Bielsa, quien, como precandidata a diputada provincial, fue indivudualmente la más votada de todos los postulantes a cualquier cargo. Una consecuencia directa de la aplicación de la boleta única, al fin la gran ganadora de la jornada.

Comentarios