la_region
Viernes 18 de Noviembre de 2016

El niño de seis años asesinado en Santa Fe no debía estar con la madre

El nene de seis años asesinado tras una brutal golpiza este miércoles en barrio Loyola Sur de Santa Fe estaba bajo la órbita de la Subsecretaría provincial de la Niñez y no debía permanecer con su madre.

El nene de seis años asesinado tras una brutal golpiza este miércoles en barrio Loyola Sur de Santa Fe estaba bajo la órbita de la Subsecretaría provincial de la Niñez y no debía permanecer con su madre.

El año pasado, el pequeño había ingresado con traumatismos al hospital Alassia, de la capital provincial, por violencia familiar. La Subsecretaría había dictado una medida excepcional de protección para el menor y su hermana, que debían haber estado alojados en la casa de familiares y no con su madre.

Tal como lo publicó La Capital en su edición de ayer, el miércoles pasado, Nicolás Almada, de seis años, fue hallado sin vida en la casa de su madre ubicada en barrio Loyola Sur con signos claros de haber sido golpeado brutalmente. La mujer, de 28 años, pidió una ambulancia después de las 13.30 de ese día. Cuando llegó el Sies, la mujer estaba con el niño inmóvil en sus brazos. Pese a los esfuerzos médicos, perdió la vida.

Tras el episodio, su madre y su padrastro fueron detenidos.

El pequeño y su hermana, quien también fue agredida y permanecía ayer hospitalizada en el mismo Alassia, se encontraban a cargo de familiares en la órbita de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Santa Fe luego de que en 2015 Nicolás ingresara con golpes a dicho nosocomio.

En aquella ocasión, había sido rescatado por una mujer policía.

Un hecho "lamentable". "Es un hecho lamentable", dijo al respecto ayer Nadia Sagreras, directora provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, en diálogo con la emisora LT10, de Santa Fe.

La funcionaria confirmó que el año pasado desde la Subsecretaría se "dictó una medida excepcional de protección para el pequeño y su hermana", y por eso fueron alojados en la casa de familiares, en otra localidad.

Al respecto, Sagrega agregó que en el último tiempo "los niños ya no estaban fuera de la ciudad de Santa Fe", sino que habían sido trasladados "en el marco de la familia ampliada", y se encontraban "en proceso de vinculación con la madre, pero no bajo su cuidado", sentenció.

"Como lo indica la ley, el primer marco de protección se da ante la existencia de la familia ampliada, que es donde se encontraban alojados los niños, con un trabajo de seguimiento de salud y educación", explicó Sagreras. Ahora, lo que se trata de establecer es "por qué los niños se encontraban viviendo con su madre", precisó la funcionaria.

La directora provincial especificó que en la región centro norte de la provincia se encuentran 297 niños alojados en instituciones, con familias ampliadas y familias solidarias.

Comentarios