Ovación
Lunes 30 de Mayo de 2016

El Newell's de los pibes que no se ve

La reserva llegó a la final y en inferiores de AFA fue líder de la tabla general tras la 1ª etapa. Formadores del club y periodistas valoran la cantera rojinegra.

La opinión general es que las flojas campañas de Newell's tienen parte de culpa en los errores en la formación de futbolistas y la ausencia o escasez de juveniles que nutren a la primera. Este tema adquiere mayor trascendencia a medida que se acercan las elecciones. Mientras desde distintas agrupaciones se plantea qué hacer o se lanzan nombres de posibles candidatos a conducir la cantera rojinegra, en los últimos días la reserva ganó su zona y definirá mañana el título contra River, en tanto las inferiores de AFA finalizaron en el primer puesto de la tabla general de la etapa clasificatoria, además de que la primera de la Asociación Rosarina se mantiene al frente de las posiciones.

Distintas voces consultadas, desde el coordinador de las divisiones inferiores, Carlos Picerni, y el entrenador de la reserva, Juan Pablo Vojvoda, hasta periodistas que desde hace muchos años realizan la cobertura de las categorías menores rojinegras, como Erica Pizzuto y Ernesto Del Pozzo, aseguraron que hay futbolistas de las inferiores capaces de jugar en primera.

Para Picerni y Vojvoda, el problema fue que hubo un contexto que conspiró con la incursión de juveniles en primera, aparte de que los futbolistas que subieron no tenían la experiencia necesaria.

En cuanto a los periodistas, cuyas opiniones aparece en estas páginas, argumentaron que después de la ida de Gerardo Martino no se les dio una chance a los juveniles. O, en su defecto, no se los mantuvo en el plantel de primera.

Picerni defendió el trabajo realizado y se amparó en las campañas de la reserva y de las inferiores de AFA. "Si los resultados son positivos no es obra de la casualidad. La reserva, formada por todos futbolistas de inferiores, va a jugar la final. Y en inferiores de AFA sacamos más puntos que todos los demás clubes. El año pasado fuimos cuartos en la tabla general de AFA, con una división campeona. Eso no significa que somos los mejores, pero seguramente no somos los peores", sostuvo.

"El cuestionamiento que se hace se debe a que cuando la primera está mal, todo está mal. Los malos resultados de primera barren con todo lo bueno que puede haberse hecho", añadió.

Vojvoda agregó que "las cosas se hicieron bien", aunque entiende que al margen de los resultados, "lo más importante es la formación, para que el chico llegue íntegro" a la primera división.

"A lo mejor es cierto que no se afianzó ningún jugador, pero también depende de las circunstancias del fútbol, de muchos factores", dijo el técnico de la reserva sobre el peso que les significó a los juveniles el irregular momento del equipo superior. "La primera es diferente a todo, por lo que la rodea", agregó.

Picerni coincidió con Vojvoda en que el entorno de la primera división, producto de los resultados adversos, no benefició a los futbolistas de las inferiores. El coordinador piensa que se recurrió mucho a ellos, en un número mayor a lo aconsejable, como fueron los casos en el último año y medio de Jalil Elías, Ezequiel Unsain, Héctor Fértoli, Daniel Mancini, Denis Rodríguez, Franco Escobar, Gabriel Báez, Joaquín Torres, Emiliano Franco y Milton Valenzuela.

"Tiene mucho que ver en qué contexto los chicos debutan en primera división. Si fueron más de diez los que lo hicieron es porque el equipo no estaba bien. No hago un juicio de valor de la decisión de los técnicos. Las circunstancias los llevaron de repente a manotear a chicos de inferiores que jugaron muy poco en reserva, en un contexto de nerviosismo, de incertidumbre. Es muy difícil que el jugador pueda mostrarse así en su mejor expresión. Si un equipo anda bien, te llevan uno o dos juveniles nada más, y los demás pueden seguir laburando en la reserva", dijo Picerni.

La exposición. "En los momentos malos se expone indebidamente a los juveniles. Si les toca debutar con un equipo con viento a favor, casi seguro se van a instalar en la primera división. Ahora, cuando el futbolista jugó poco o nada en reserva y pretendés que te salve en primera, es muy complicado", manifestó Picerni.

"A esta reserva que anda muy bien me gustaría mantenerla 40 o 50 partidos, sin urgencias, porque de esa manera los chicos cuando lleguen a primera lo van a hacer con otro bagaje. Si se hace historia de los que jugaron últimamente en primera, Elías y Mancini, lo hicieron muy poco en reserva.

Prácticamente saltaron de la cuarta o de la quinta división a directamente ponerse la mochila de la primera", añadió.

El coordinador remarcó que el juvenil "no puede ir de salvador" a la primera división. Dio el ejemplo de otros futbolistas, Héctor Fértoli y Emiliano Franco, quienes tampoco estuvieron el tiempo que considera aconsejable antes de subir a la primera.

"Ellos ya están más o menos instalados, pero deberían haber llegado con 40 ó 50 partidos en reserva. Fijate lo que pasó con Tevez. Arrancó con toda la furia en primera, entró en una meseta y ahora como que está asomando de nuevo. Si él hubiese jugado un montón de tiempo en reserva, no hubiera tenido esos altibajos porque lo hubiese hecho con otra tranquilidad", aseguró.

Para Vojvoda, "hay una base de jugadores juveniles" que pueden convertirse próximamente en una alternativa. "Después depende de cada jugador cómo se inserta. La maduración del futbolista a veces es a los 20 años, otros a los 22, como fue con Fértoli, y algunos a los 18 ya están para la primera división. Futbolistas hay. Ya los llevó Bernardi a la pretemporada y Osella contó con varios de ellos. Hay que ponerlos y sostenerlos. Y sostenerlos depende del momento del club y del entrenador", explicó.

Picerni dijo que los agrupaciones que hoy cuestionan lo realizado en las inferiores se debe exclusivamente a las elecciones del 19 de junio. "Son pocos los que se dan una vuelta por Bella Vista para ver lo que se hace", planteó, antes de reiterar que el rendimiento de la primera es determinante en el concepto del hincha.

"En los clubes, especialmente de Rosario, el humor de la gente está vinculado directamente con los resultados de primera. Si te va bien en la primera, podés hacer todo mal en las inferiores que nadie va a decir nada", aseguró.


Comentarios