Juegos Olímpicos Río 2016
Lunes 22 de Agosto de 2016

El nadador de la vergüenza en los Juegos de Rio se quedó sin patrocinadores

Speedo, Ralph Lauren, Suneron-Candela y Airweave no quieren que su marca quede asociada al nombre de Ryan Lochte.

Menos de 24 horas tras la clausura de los Juegos Olímpicos de Río, Ryan Lochte acusó un fuerte golpe en sus bolsillos debido al incidente de su embriaguez que en un principio el nadador estadounidense describió como un robo a mano armada.
En rápida sucesión, cuatro patrocinadores anularon sus contratos con Lochte, quien desde entonces se ha disculpado y reconoció que exageró lo ocurrido en una estación de servicio de Río.
El fabricante de bañadores Speedo, el gigante de ropa Ralph Lauren y la firma de cuidado de la piel Syneron-Candela anunciaron que dejarán de patrocinar a Loche. Antes de que acabara el día, fabricante japonés de colchones Airweave se sumó a la lista. Esencialmente, Lochte se quedó sin fuente de ingresos fuera de la piscina.
Como parte de su decisión, Speedo dijo que donará los 50.000 dólares de honorarios de Lochte a la beneficencia Save The Children para los niños necesitados en Brasil.
"Si bien hemos disfrutado de una relación ganadora con Ryan durante más de una década y ha sido un miembro importante del equipo Speedo, no podemos tolerar comportamientos que van en contra de los valores que esta marca ha sostenido por mucho tiempo", afirmó la importante marca de trajes de baño en un breve comunicado. "Apreciamos sus muchos logros y esperamos que siga adelante y aprenda de esta experiencia".
Poco después de que Speedo hiciera su anuncio, Ralph Lauren y Syneron-Candela le siguieron.
"Ralph Lauren continúa con orgullo patrocinando al equipo olímpico y paralímpico de Estados Unidos y los valores que encarnan sus atletas", estableció la compañía, que proporcionó la vestimenta de marca Polo que vistió la delegación estadounidense en las ceremonias de apertura y clausura. "El acuerdo de respaldo de Ralph Lauren con Ryan Lochte fue en apoyo específico para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la empresa no renovará su contrato".
"Mantenemos a nuestros empleados con estándares altos y esperamos lo mismo de nuestros socios de negocios", indicó la compañía. "Deseamos que le vaya bien a Ryan en sus proyectos futuros y le agradecemos por el tiempo que pasó apoyando a nuestra marca".
Lochte emitió un breve comunicado a través de su empresa de relaciones públicas para dirigirse sobre a su duradera relación con Speedo. "Respeto la decisión de Speedo y estoy agradecido por las oportunidades que nuestra asociación me ofreció durante los años", afirmó. "Estoy orgulloso de los logros que conseguimos juntos".
En primera instancia, Lochte dijo que él y tres de sus compañeros nadadores fueron asaltados luego que su taxi fuera detenido por hombres armados que se hicieron pasar por policías la noche posterior al final de las competencias de natación en Río de Janeiro. Después se disculpó por "adornar" su versión de los hechos.
Los costos financieros de perder a Speedo y Ralph Lauren tal vez son las primeras sanciones que aguardan a Lochte, cuya noche de fiesta desenfrenada mancilló la reputación del equipo estadounidense y acaparó los titulares de las noticias fuera de los estadios en los últimos días de los Juegos.
Tanto el Comité Olímpico estadounidense como la federación de natación de ese país han indicado que Lochte será castigado, quizá poniendo en peligro las esperanzas del nadador de 32 años de competir en sus quintos Juegos Olímpicos en Tokio 2020. También podría enfrentar cargos criminales en Brasil, donde los otros nadadores fueron impedidos de salir del país en un principio hasta que fueron entrevistados por las autoridades.

Comentarios