Información Gral
Martes 08 de Noviembre de 2016

El Museo Nacional de Bellas Artes honra a Ernesto de la Cárcova

A 150 años de su nacimiento, la institución porteña inaugura hoy una muestra del pintor, autor de la célebre obra "Sin pan y sin trabajo".

A 150 años del nacimiento del pintor Ernesto de la Cárcova (1866-1927), el Museo Nacional de Bellas Artes, de la ciudad de Buenos Aires, le rinde homenaje con una exposición que inaugura hoy a las 19, curada por Laura Malosetti Costa y en la que se resignifica una muestra montada en 1928 que reunió la mayor parte de sus trabajos además de la célebre obra "Sin pan y sin trabajo".

Desplegada en las salas 29 y 30 del museo, la muestra no sólo constituye una de las exposiciones más grandes dedicada al pintor, docente y medallista argentino en casi 90 años, sino que además recrea aquel homenaje que su viuda, Lola Pérez del Cerro, organizó luego de su muerte, en Amigos del Arte, como una retrospectiva.

"Sin pan y sin trabajo" (1894), lo que hoy podría considerarse "el hit" de De la Cárcova, es abordada desde diversos soportes -como dibujo, video, pintura o acción callejera- para dar cuenta de la resignificación y reapropiación que de ella han hecho decenas de artistas en diferentes contextos.

Y no conforme con esto, su obra cumbre revela por primera vez secretos hasta ahora ocultos, que salen a la luz gracias a las radiografías y estudios técnicos llevados a cabo por el equipo de Gestión de Colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes y Tarea-Iipc (Instituto de Investigaciones sobre el Patrimonio Cultural de la Universidad Nacional de San Martín), que permiten apreciar las diferentes instancias del proceso creativo.

La radiografía, colocada junto a la pintura original, permite apreciar algunos cambios en la simbólica obra de pintor, por ejemplo en las facciones del rostro del hombre que mira por la ventana, y también justamente, en ese paisaje detrás de los cristales, que en un principio es irrelevante y luego se vuelve fundamental. "De la Cárcova comenzó a pintar «Sin pan y sin trabajo» en Italia, como un cuadro típico de los que retrataban la miseria, para presentar en los salones (concursos), pero en el ínterin, volvió a Buenos Aires y se afilió al Partido Socialista. Y se convirtió en un cuadro político", explica a Télam Malosetti Costa, en alusión no sólo a la transformación del cuadro, sino también de su autor. "Usó varios modelos para el hombre del cuadro, de diferentes edades y generaciones, y al final casi que le quitó los rasgos", detalló la historiadora al término de una recorrida para prensa por la exposición.

"En el boceto, la vista de la ventana no es importante. Está apenas dibujada; la fábrica de fondo echa humo, como si estuviera funcionando, y la miseria es sólo del obrero sin trabajo. Pero después, de regreso en la Argentina, le da mucha importancia a la ventana y ahí, a través de ella, se ve un mitin obrero, la policía reprimiendo, la fábrica cerrada, y se convierte en un cuadro alegórico", detalla la curadora.

Se han dado varias interpretaciones de lo que se ve a través de la ventana, confiesa Malosetti: "Algunos dicen que es un lock out (paro patronal), otros dicen que es una huelga, que están reprimiendo... lo cierto es que es un cuadro de significación muy abierta", reconoce.

La obra fue aclamada en distintas partes del mundo, como en la feria universal de Saint Louis, Estados Unidos, donde "tuvo un impacto tremendo -asegura Malosetti Costa-, probablemente porque había entonces una tradición de sindicatos obreros mucho más fuerte que acá".

Pero el homenaje que el Bellas Artes rinde al artista ?"debe haber pocos tan queridos y admirados", dice la curadora- es más que esta única y emblemática pintura: se incluyen cerca de 30 óleos, 17 dibujos y diez medallas. Hay retratos de su esposa y sus hijos, naturalezas muertas y desnudos. Aquí se incluyen los bocetos de "Pomona", una pintura de grandes dimensiones de una mujer desnuda, obra que el artista exhibió en el Salón de París de 1913 y vendió a una familia judía, Dimitri Peress. Cuando los nazis saquearon la casa de aquella familia se llevaron todo y nunca más se volvió a saber el destino de aquella obra.

Comentarios