Infraestructura
Sábado 22 de Octubre de 2016

El municipio intensifica la participación ciudadana para bajar niveles de violencia

Dividió cada distrito en seis áreas barriales e impulsa reuniones mensuales en cada una de ellas. Se busca una mayor cercanía.

Con el claro objetivo de profundizar un espacio permanente de debate e intercambio con los vecinos, el municipio intensificará desde la semana próxima un ámbito que ya viene llevando adelante desde hace seis meses: los consejos barriales. Se trata de lugares en los que se busca una mayor cercanía e instancias de participación con los rosarinos, en tiempos en que los niveles de violencia sacuden a la sociedad.

   La experiencia arrancó en mayo, cuando se decidió dividir a cada uno de los seis distritos de la ciudad en seis áreas barriales. Y en cada una de esas áreas se comenzó a implementar un consejo. Hasta este mes, ya se realizaron 121 reuniones.

   La modalidad, liderada por el secretario General del municipio, Pablo Javkin, se intensificará la semana próxima, ya que la idea es que en 10 días sesionen los 36 consejos.

   "Esta es una clara acción de cercanía. Lo que buscamos es establecer un canal de diálogo permanente con los vecinos, en donde tengan al funcionario cerca; y juntos podamos abordar los problemas que tienen que ver con la seguridad, que sin dudas es lo más acuciante, pero también las cuestiones urbanísticas, de infraestructura y sociales", detalló quien es una de las principales espadas políticas de la intendenta Mónica Fein en el gabinete.

En foco. Según detalló, la división de cada distrito en áreas se siguió teniendo en cuenta la lógica de funcionamiento de los diferentes sectores. "Esto permite focalizar mejor la demanda de cada vecino. En cada consejo están representados distintos estamentos clave de cada barrio, como escuelas, vecinales y clubes", subrayó Javkin.

   El eje es la cercanía. "No importa tanto la cantidad de vecinos que participan, sino el nivel de representatividad que tienen en cada sector quienes se suman a los consejos", detalló el funcionario.

   El hecho de haber dividido cada uno de los seis distritos en seis áreas les permitió poder llevar adelante una reunión en cada una de esas áreas al menos cada 45 días. De esa forma, remarcan en el municipio, se está logrando el objetivo de generar el espacio de debate permanente con los vecinos.

   A modo de ejemplo de lo que sucedió en los 121 encuentros que ya se realizaron, se detalló que en villa Banana los vecinos participaron activamente de la decisión de iluminar los pasillos del asentamiento, adecuar las zanjas o definir la apertura de calles.

   En el distrito norte, en tanto, los vecinos propusieron en el consejo barrial, y ya están trabajando, en un proyecto para transformar una zona del barrio e instalar allí una huerta, una cancha de fútbol infantil y otra de bochas.

A fondo. Con la experiencia de lo sucedido en las 121 reuniones que ya se realizaron desde mayo hasta este mes, el municipio intensificará desde la semana próxima y a lo largo de 10 días los encuentros en los 36 consejos barriales (ver infografía).

   De la experiencia formarán parte todos los secretarios del gabinete, en un claro mensaje político de estrechar lazos y afianzar la cercanía con los vecinos.

   "Estos ámbitos de debate nos permiten poder dialogar cara a cara. Es a través de estos encuentros, por ejemplo, que los vecinos de zona sur comprendieron que la obra del metrobus por calle San Martín no los va a perjudicar. Es más, la experiencia del metrobus norte es por demás de positiva, y eso seguramente se replicará en la zona sur", aventuró el secretario general del municipio.

   Lo que los vecinos van debatiendo y consensuando se va plasmando en distintas intervenciones. Para eso, el municipio destinó unos cinco millones de pesos por área.

   "Nuestro objetivo es profundizar el canal de diálogo permanente, que en tiempos en donde la violencia crece, se vuelve fundamental", sintetizó Javkin.

Comentarios