La ciudad
Sábado 19 de Noviembre de 2016

El municipio inauguró una calle muy esperada en barrio La Cerámica

La obra incluyó, además, la conexión de cuatro calles perpendiculares a esa arteria, que estaban cerradas por un paredón, y que a partir de ahora cuentan con salida a la vía pública por ambos extremos.

Los vecinos del barrio La Cerámica celebraron ayer la concreción de una obra muy esperada: la apertura de una calle que conecta con la avenida de los Granaderos a un amplio sector que permanecía aislado.

   La obra incluyó, además, la conexión de cuatro calles perpendiculares a esa arteria, que estaban cerradas por un paredón, y que a partir de ahora cuentan con salida a la vía pública por ambos extremos.

   La flamante arteria se llama Calfucurá y quedó oficialmente inaugurada ayer en el marco de un acto que encabezó la intendenta Mónica Fein junto a los vecinos, quienes participaron de un gran almuerzo y jornada con múltiples actividades.

   Los trabajos fueron realizados en el marco del Programa de Mejoramiento de Barrios (Promeba) y comprendieron la apertura de la calle, que tiene 16 metros de ancho y una extensión de 385 metros.

   Las obras contemplaron 3.500 m2 de carpeta asfáltica; 770 metros de cordón cuneta; 1.300 metros cuadrados de veredas y alumbrado público.

   Ahora, los vecinos podrán acceder a sus viviendas por Calfucurá. Antes lo hacían a través de un pasillo comunitario.

   "Esto hace mucho tiempo se llamaba Villa Cerámica. Hoy es un barrio con todos los servicios, las calles abiertas, donde los vecinos están organizados. Hoy estamos abriendo esta calle por la que pelearon años. Nosotros le solicitamos a Cerámica Alberdi que donara este terreno, son 400 metros, que le permite a mucha gente que antes tenía un paredón, ser frentistas", sostuvo la intendenta y adelantó: "Este barrio sigue con proyectos, van a tener un espacio verde fantástico y estamos con el Programa de Mejoramiento terminando con todos los servicios".

"Estoy muy emocionada porque hace desde 1973 que estamos en la lucha por la apertura de la calle", sostuvo Rosalía, una vecina que dio cuenta de su militancia por esta nueva arteria en el barrio. "Mis hijos y nietos ahora van a tener una vereda donde caminar. Mi papá, con 90 años, ahora está sentado en la vereda", dijo entre lágrimas.

   En la jornada de festejos participaron distintas organizaciones, muchas de las cuales ofrecieron sus productos en variados puestos.

Comentarios